Público
Público

Bankia sopesa revisar su previsión de beneficio por el retraso en la subida de tipos del BCE

CaixaBank descarta cobrar por los depósitos de clientes por el retraso en la subida de tipos y que ello les vaya a obligar a modificar su plan estratégico.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d); el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el presidente de Mapfre, Antonio Huerta (c), conversan antes de intervenir en un curso de la UIMP, en Satander. EFE/ Román G. Aguilera

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha abierto la puerta a una revisión de su objetivo de beneficio para 2020 por el retraso en la subida de tipos de interés, pero ha reiterado su compromiso de repartir 2.500 millones de euros en dividendos a lo largo de los tres años que contempla su plan estratégico. El Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad contemplaba alcanzar un beneficio de 1.300 millones el próximo año y repartir 2.500 millones en dividendos.

Así lo ha indicado el responsable del banco nacionalizado en un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en el que también ha reconocido que el retraso en la subida de tipos "no será buena" para los planes de privatización de Bankia.

Goirigolzarri ha asegurado que se siente cómodo en una situación de tipos de interés bajos, no así cuando las tasas son negativas, pero ha reconocido que un nuevo retraso en la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) penalizará el precio de mercado de las acciones de los bancos, lo que consecuentemente perjudicará a los planes de privatización de la entidad.

El presidente de Bankia es partidario de privatizar el banco, actualmente controlado en un 61% por el FROB, pero es consciente de que el precio actual de sus títulos, que ronda los 2,12 euros, impide que el momento actual sea "el más propicio" para llevar a cabo dicha operación. Durante su intervención, el directivo ha reconocido que "sufre" con la evolución de la cotización, pero más aún con la devolución de ayudas públicas que recibió Bankia en el marco de su rescate.

En el mismo foro, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha rechazado que la entidad vaya a comenzar a cobrar a los clientes por sus depósitos debido al impacto negativo de un nuevo retraso en la subida de tipos de interés por parte del BCE. "Los tipos son una situación anómala que no debiera prolongarse mucho más en el tiempo y que nosotros no nos hemos planteado, en absoluto, trasladar a la clientela", ha asegurado.

Gual ha descartado también modificar su nuevo Plan Estratégico 2018-2021, pues cuando se presentó ya contemplaba que el escenario de tipos "podría ser más bajo". En cualquier caso, espera que el retraso en la subida sea "una situación anómala que acabe desapareciendo".

El presidente de CaixaBank ha explicado que el presidente del BCE, Mario Draghi, ha recurrido a medidas como el retraso en la subida de tipos o el anuncio de nuevas TLTRO adicionales para proteger a la economía frente al riesgo de que evolucione a la baja. "Ya lleva tiempo diciendo que están dispuestos a hacer lo que sea necesario para garantizar una política monetaria acomodaticia de modo que la inflación no sea más baja", ha explicado.

El directivo ha asegurado que "respeta" la decisión del BCE pese a los "efectos adversos" que tiene en la intermediación financiera y confía en "que sea una prolongación puntual y que poco a poco se continúe en la senda del restablecimiento de la normalidad financiera con la retirada de los estímulos a medio y largo plazo".