Público
Público

Bankinter mejora su beneficio hasta marzo gracias a seguros, banca privada y a los ingresos por préstamos

La consejera delegada del banco advierte una cierta "desaceleración" de la actividad económica por la incertidumbre tras unas nuevas elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. E.P.

MADRID.- Bankinter registró un alza del 10% en su beneficio neto del primer trimestre el jueves en los que el banco español se vio beneficiado por los ingresos de su negocio de préstamos y el buen comportamiento de sus filiales de banca privada y seguros. El sexto banco español ha capeado mejor que sus rivales la crisis inmobiliaria al tener una menor exposición al negocio hipotecario. Bankinter abrió la temporada de resultados financieros con un beneficio 104,8 millones de euros, el mayor en un trimestre y en línea con las predicciones de los analistas.

Como resultado de su foco en clientes con mayores ingresos y en el negocio de seguros, el banco dijo que su tasa de morosidad ha bajado al 3,95%, muy por debajo de la media del 10,1% del sector.

El margen de intereses, una medida de los préstamos descontando el coste de depósitos, repuntó un cuatro por ciento a 220 millones de euros mientras el banco busca beneficiarse de los bajos costes de financiación. Aunque mejora sus resultados interanuales, Bankinter dijo que el margen de intereses bajó un 0,5% intermensual mientras los tipos de interés históricamente bajos ponen presión en el margen de los préstamos y la competencia por prestar merma el coste del crédito.

El banco, que finalizó la compra del negocio de Barclays en Portugal este mes, espera un crecimiento del margen de intereses de un "solo dígito" en 2016, dijo la directora financiera Gloria Hernández durante una conferencia con analistas. "Vemos que la cifra de margen de intereses es todavía consistente con la previsión para el año al crecer en volumen durante el año y gracias a la incorporación de Portugal que debe proporcionar algo de espacio para su crecimiento", dijeron los analistas de Keefe, Bruyette & Woods en una nota.

Por su parte, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, afirmo que es "innegable" que hay una cierta "desaceleración" de la actividad económica en España, sobre todo de empresas, derivada del desconocimiento de qué va a pasar con la situación política actual, por lo que ha reclamado un Gobierno estable, independientemente de su color, para que el país siga creciendo.

En rueda de prensa de presentación de los resultados del primer trimestre del año, Dancausa ha precisado que el contexto actual no se debe a la existencia de un Gobierno en funciones, sino a la incertidumbre por el qué pasará después. "Esto hace que las empresas se retraigan", ha indicado.

Desde su punto de vista, si los partidos políticos no llegan a un acuerdo de gobierno y hay que convocar nuevas elecciones, no sería "nada dramático" porque, según ha dicho, los españoles tienen una idea "más formada" de las distintas candidaturas y de lo que ofrecen antes de acudir a las urnas.