Público
Público

El barril de petróleo se hunde tras iniciar Arabia Saudí una guerra de precios

El crudo, que ha llegado a bajar hasta un 30%, va camino de su mayor caída diaria desde el comienzo de la primera Guerra del Golfo en 1991. En lo que va de año, el precio del Brent acumula un descenso del 53% respecto a los 66 dólares del cierre de 2019.

Una bomba de extranción de petróleo en un pozo en el Estado de Texas (EEUU). REUTERS/Ernest Scheyder
Una bomba de extranción de petróleo en un pozo en el Estado de Texas (EEUU). REUTERS/Ernest Scheyder

agencias

Los precios del petróleo se desplomaban este lunes después de que Arabia Saudí redujera drásticamente sus precios de venta oficiales y estableciera planes para un aumento drástico de la producción de crudo el próximo mes, iniciando una guerra de precios en un momento en que la demanda mundial se ve mermada por la propagación del coronavirus.

Los precios caían hasta un tercio después de que Arabia Saudí respondiese a la negativa de Rusia de sumarse al recorte de producción de la OPEP con el anuncio de un incremento del bombeo de petróleo y una rebaja de los precios del crudo comercializado por Aramco.

Los futuros del Brent han arrancado la sesión con descensos del 30%, hasta cotizar en torno a los 31 por barril, su nivel más bajo desde el 12 de febrero de 2016. Los futuros del Brent van camino de su mayor caída diaria desde el comienzo de la primera Guerra del Golfo, en el 17 de enero de 1991. A media sesión, las caídas se moderaban levemente, con recortes del 21,4%, hasta los 35,85 dólares el barril.

De igual manera, el barril de crudo de Texas (WTI), que había registrado caídas del 29%, se hundía un 22% en la Bolsa Mercantil de Nueva York, hasta los 32,15 dólares el barril.

En lo que va de año, el precio del Brent acumula un descenso del 53% respecto a los 66 dólares del cierre de 2019, mientras que el Texas se deja un 55% en 2020.

División entre la OPEP y sus aliados

La desintegración de la agrupación denominada OPEP+ (compuesta por la OPEP y otros países productores de petróleo, incluida Rusia) pone fin a más de tres años de cooperación en el mercado petrolero.

Arabia Saudí planea aumentar su producción de crudo por encima de los 10 millones de barriles diarios (bpd) en abril, después de que el actual acuerdo para frenar la producción venza a finales de marzo, según dijeron dos fuentes a Reuters el domingo.

El mayor exportador de petróleo del mundo está intentando castigar a Rusia, el segundo productor mundial, por no apoyar los recortes de producción propuestos la semana pasada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Tal y como ha explicado el analista de XTB Joaquín Robles, la decisión de Arabia Saudí provocará una guerra de precios, ya que tras romperse la alianza de los países productores de petróleo, a partir del 1 de abril, todos podrán bombear "lo que quieran". No obstante, advierte de que pocos miembros son rentables a un nivel de precios por debajo de 30 dólares por barril.

Para el analista, en el caso de que la OPEP y sus socios no vuelvan a sentarse a negociar un recorte de la producción, el precio del crudo podría seguir a la baja, ante la continuada caída de la demanda.

En este sentido, los analistas de Goldman Sachs prevén que la guerra de precios puede provocar que el crudo se hunda hasta el entorno de los 20 dólares por barril, mientras que los dividendos de las petroleras también podrán verse presionados, según la firma de inversión financiera eToro.

El coronavirus provocará en 2020 la primera caída de la demanda global de petróleo desde 2009

La demanda mundial de petróleo registrará este año una caída de 90.000 barriles diarios, en lo que supondría el primer retroceso del consumo global de crudo desde la Gran Recesión en 2009, como consecuencia del impacto de la propagación de la epidemia de coronavirus, según ha advertido la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último boletín mensual.

"Si bien la situación sigue evolucionando, esperamos que la demanda global de petróleo caiga en 2020, el primer descenso anual en más de una década, como consecuencia de la mayor caída en China, que representó más el 80% del incremento global en 2019, y por los problemas en los viajes y el comercio", ha explicado la agencia adscrita a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La agencia ha establecido un escenario "pesimista", en el que asume que los países afectados se recuperarán lentamente y la epidemia se expande a Europa y Asia, con una caída de la demanda de petróleo en 2020 de 730.000 barriles diarios, hasta 99,26 mb/d.

Más noticias de Economía