Público
Público

El beneficio de Bankia baja un 23% en 2016 lastrado por las cláusulas suelo, los bajos tipos y la salida de EEUU

El banco nacionalizado gana 804 millones. Goirigoizarri espera espera que el FROB pueda reducir su participación en el banco en 2017, una vez que se despeja la incógnita sobre el tambión nacionalizado BMN.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo de Bankia, en la sede del banco nacionalizado, en Madrid. REUTERS/Sergio Perez

MADRID.- Bankia anunció el lunes un descenso del 22,7% en el beneficio atribuido de 2016, presionado por el deterioro del margen de intereses, las nuevas provisiones relacionadas con las cláusulas suelo en las hipotecas vendidas a a sus clientes, y el impacto de su salida de EEUU tras la venta del City National Bank de Florida.

El banco nacionalizado obtuvo un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros en 2016; en el cuarto trimestre, el resultado cayó un 73% intertrimestral, afectado entre otros factores por unas provisiones netas de 65 millones por las cláusulas suelo.

Las cuentas de la banca española se han visto afectadas por una decisión del Tribunal Europeo de Justicia del pasado diciembre que dijo que los bancos españoles deben devolver a los clientes lo cobrado indebidamente por las cláusulas suelo. Según el Banco de España, la factura para el sector financiero español podría ascender a un total de 4.000 millones de euros, aunque Bankia está menos afectada que otras entidades rivales como BBVA y Banco Popular.

Bankia anunció también la apertura de un procedimiento exprés para atender los reembolsos por las cláusulas suelo, el primero que pone en marcha una entidad después de que el Gobierno español aprobase recientemente un real decreto en el que dio tres meses a los bancos para que alcanzasen acuerdos extrajudiciales con sus clientes. La entidad cifró en 60.000 los clientes afectados, que podrán elegir entre ser compensados en efectivo en su cuenta o amortizar capital pendiente de pago de su hipoteca.

Bankia, recuperada de las pérdidas del pasado por los activos tóxicos que traspasó a un "banco malo", dijo el viernes pasado que mejoraría el pago de dividendo en 2016 en un 5 por ciento, lo que permitirá al Estado recuperar 209 millones de euros

El Estado, que tiene casi un 66% de Bankia a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha recuperado hasta ahora 1.800 millones de los 22.000 millones de euros de fondos europeos que le fueron inyectados para su rescate en 2012. El Gobierno amplió el pasado diciembre el plazo para privatizar la entidad hasta finales de 2019 con el fin de recuperar el dinero.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar los resultados de la entidad en 2016. EFE/Emilio Naranjo

Entre otras opciones para recuperar los fondos, el Ejecutivo ha anunciado en septiembre planes para una eventual fusión con la también nacionalizada Banco Mare Nostrum (BMN).(el grupo formado por Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra).

El presidente del banco nacionalizado, José Ignacio Goirigolzarri, en la rueda de prensa de presentación de los resultados, expresó su deseo de que este año se abra una ventana de oportunidad para que el FROB pueda privatizar Bankia,  ya que sería "una buena noticia para todos", aunque ha señalado que "lo razonable" sería esperar a conocer si finalmente BMN se integra en la entidad. En febrero de 2014, el Estado colocó un 7,5% del banco nacionalizado a un precio por acción de 1,51 euros. La venta arrojó unas plusvalías de 301 millones de euros a nivel consolidado para Banco Financiero y de Ahorros (BFA). El presidente de Bankia no quiso pronunciarse sobre cuál debería ser el precio de venta de la acción en una nueva privatización.

Goirigolzarri añadió que Bankia no presentaría plan estratégico hasta saber si se produce una operación con su rival de meno tamaño. "No tendría sentido presentar un nuevo plan estratégico ni tampoco veo más privatizaciones de Bankia hasta que no se aclaren las incógnitas en torno a la [potencial] operación con BMN".

Goirigolzarri insistió en su intervención en que 2017 será un año importante para el banco, ya que va a poder liberarse de "los corsés derivados del plan de reestructuración", entre ellos la posibilidad de llevar a cabo operaciones corporativas, pero tendrá que enfrentarse a "un año complejo" para el sector. En su opinión, no se producirá  un alza de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) hasta 2018 o a principios de 2019.

Una mujer pasa delante de unos cajeros automáticos en una sucursal de Bankia en Madrid. / EUROPA PRESS

En un entorno de tipos de interés en mínimos históricos, el margen de intereses (diferencia entre lo que un banco cobra por prestar y los costes de financiación) se redujo un 21,6% en 2016 a 2.148 millones; en el cuarto trimestre, bajó de 658 a 517 millones en términos interanuales, aunque mostró una mejoría desde los 507 millones del tercer trimestre.

En términos de capital, Bankia cerró el cuarto trimestre con un ratio CET 1 fully loaded, la medida de solvencia más exigente, del 13,02%, mientras que la morosidad al cierre del año se situó en el 9,8%, desde el 9,5%.

La rentabilidad sobre recursos propios o ROE, una de las principales medidas de rentabilidad del sector, también se resintió en al cuarto trimestre, cerrando diciembre en el 6,7%, desde el 8,2% de septiembre. Sin embargo, su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, dijo en rueda de prensa que esperaba que ésta se elevase al 10% a medio plazo ante la previsión de una política monetaria más rígida con tipos más altos a partir del año que viene. "Es previsible que en algun momento haya algún movimiento y, si no es en 2018, será en 2019 y si eso se produce será una gran noticia para la banca", dijo.