Público
Público

La brecha entre ricos y pobres se agranda en las ciudades de España

La desigualdad se establece en las ciudades mediante un eje que deja a los residentes de clase alta en la zona norte del mapa y a los ciudadanos de clase obrera en el sur y las periferias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estación de metro de Carabanchel en Madrid./ EFE

La brecha social que separa a la población más rica de la más pobre ha crecido entre 2013 y 2016, los años de mayor recuperación económica tras el estallido de la última crisis. Un hecho que se puede apreciar con claridad si se establece una comparativa entre las rentas medias que imperan en los barrios obreros y las de barrios más privilegiados de España.

De esta forma, mientras los ingresos medios de un barrio de clase alta como Muntaner experimentaron un auge del 20%, los ingresos de un distrito humilde como el El Raval permanecieron estancados durante estos tres años.

Este agrandamiento de las brechas salariales también se percibe en la comparativa de las rentas de los vecinos de Vallecas, que crecieron un 0,1%, y las de los habitantes de zonas como Chamartín, que experimentaron auge del 25,5%. En virtud de ello, los ciudadanos de este barrio obrero han incrementado su riqueza en 18 euros frente a los 14.214 euros del barrio de Chamartín, según los datos de la Agencia Tributaria.

Por otra parte, informa Expansión, los datos revelan que los municipios y barrios de las clases altas se enriquecieron el doble que las zonas más pobres de España. De esta forma, los distritos con rentas anuales de 50.000 euros crecieron entre 2013 y 2016 un 12,4%. Por su parte, las zonas residenciales con declaraciones de 20.000-30.000 subieron en un 3,9%.

Además, de los datos se puede sacar una conclusión común en las principales ciudades de España: la desigualdad se establece mediante un eje geográfico que va de norte a sur y del centro a la periferia. Tanto es así, que los barrios más ricos de Madrid –Chamartín, Salamanca, Nueva España y Castellana– se sitúan en la zona norte, mientras que los distritos de clase obrera –Palomeras, Entrevías, Villaverde, Pavones y Usera– se encuentran en la zona sur.

En el caso de Barcelona la Diagonal divide la ciudad entre ricos y pobres, dejando al norte a barrios boyantes como Muntaner, Vallvidrera, Sant Gervasi y Pedralbes. Por contra, al igual que sucede en Madrid, las zonas más pobres se sitúan al sur de la capital catalana. Además, todos los barrios de las clases trabajadoras, a excepción de El Raval, se hallan en la periferia barcelonesa.