Público
Público

Las diez mayores sicav se desinflan al ver en peligro sus privilegios

El patrimonio de estas sociedades, que utilizan los ricos para pagar menos impuestos, se ha reducido un 12% en un solo año.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Panel informativo de la Bolsa de Madrid que muestra la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35. EFE/ Luca Piergiovanni

Las diez mayores sociedades de inversión de capital variable (sicav) radicadas en España tenían a 31 de enero un patrimonio conjunto de 4.561 millones de euros, según la empresa de servicios financieros VDOS. Eso supone una inusual disminución del 12% respecto a los 5.124 millones que sumaban en la misma fecha de 2018.

El retroceso experimentado por las sicav en el último año se explica por los bajos intereses que ofrece la renta fija, por la inestabilidad de los mercados de renta variable y por una significativa retirada de fondos coincidente con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno con el apoyo de algunas formaciones políticas partidarias de suprimir los privilegios que disfrutan esos instrumentos de inversión.

Los beneficios de la sicav tributan al 1% en el Impuesto sobre Sociedades, muy por debajo del tipo general del 25%, y desde 2007 se encuentran bajo el control de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en vez de la Agencia Tributaria. La vuelta a la situación anterior se recogía en los Presupuestos Generales el Estado para 2019 que los socialistas no lograron sacar adelante.

Detrás de las diez principales sicav están grandes fortunas españolas, que inicialmente necesitan reclutar al menos cien inversores para tener acceso a las correspondientes ventajas fiscales. A estos inversores, cuando se limitan a poner su nombre y realmente no aportan dinero propio, se les conoce en el sector con el apodo de mariachis.

La sicav con un mayor patrimonio a 31 de enero era Torrenova de Inversiones, liderada por los March y que fue la que más retrocedió a lo largo del último año, al pasar de 1.478,7 millones a 1.167,2 millones de euros, con un descenso del 21%.

Las otras nueve son mucho más pequeñas, y en ningún caso superaban a esa fecha los 600 millones de patrimonio, siempre según datos proporcionados por VDOS.

Se trata de: Morinvest (517,4), liderada por Esther Koplowitz, que hasta 1998 compartió con su hermana Alicia el control de FCC; Cartera Bellver (505,9), también de los March; Elitia (401,3), en manos de los hermanos Gallardo, propietarios de Almirall; Allocation (376,3) y Chart Inversiones (331), de la familia Del Pino, principales accionistas de Ferrovial; Gesprisa (326,8) y Herprisa (297,5), de Alberto Palatchi y Susana Gallardo, fundadores de Pronovias; Lierde (324,8), de César Alierta, antiguo presidente de Telefónica, y Soixa (313), de Antonio Hernández Calleja, presidente de Ebro Foods.

La sicav radicadas en España tenían a 31 de enero un patrimonio total de 29.141,5 millones de euros, la mayor parte de los cuales eran gestionados por bancos (17.350,6 millones).

Más noticias de Economía