Público
Público

Soberanismo Las grandes empresas catalanas piden a Puigdemont que se explique en el Congreso

El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, ha reclamado este jueves al presidente de la Generalitat que acuda al Congreso a "exponer el malestar existente en Catalunya" e implicar al conjunto de la política española en la búsqueda de una solución al conflicto político.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. EUROPA PRESS

El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, ha reclamado este jueves al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que acuda al Congreso a "exponer el malestar existente en Catalunya" e implicar al conjunto de la política española en la búsqueda de una solución al conflicto político.

"Atendiendo a que el problema catalán es considerado en toda España como el primer problema político español, y ya que la soberanía española reside en el Congreso, ¿por qué no acudir al Congreso a exponer el malestar existente en Catalunya?", ha argumentado en la apertura de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía, en Sitges.

Ha pedido al presidente de la Generalitat "hacer partícipe de la búsqueda de salidas al conjunto de la política española" y abrir conversaciones y buscar el diálogo con todo el arco parlamentario español para dar respuesta al malestar que hay en Catalunya y que ha constatado que se refleja en la composición del Parlament y en las encuestas de opinión.

Brugera le ha hecho esta petición a Puigdemont "sin cuestionar su negativa a acudir al Congreso para debatir fecha y contenidos de un referéndum ya decidido", y considera que el diálogo no se debería limitar a unas pocas sesiones en las que se debata sobre sobre la conveniencia o no de un referéndum, sino en establecer un diálogo.

Brugera también ha pedido al Ejecutivo que su acción de Govern "se acomode al marco legal", así como el máximo esfuerzo para encauzar el conflicto por la vía del diálogo, una actitud que asegura que también reclamará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando clausure la Reunión el sábado.

"Es indiscutible que el llamado conflicto catalán es de naturaleza política y lógicamente la solución solo se alcanzará desde la política", y ha avisado de que la salida requerirá tiempo, como corresponde a un problema de magnitud.

Asimismo, ha alertado de que la solución solo será posible si se aborda con negociación y con una visión "clara y honesta" de las consecuencias de las propuestas de cada parte, y ha pedido no mantenerse inamovibles en sendos posicionamientos, para facilitar el diálogo.

"Creemos que una posible salida pasa por buscar alternativas a la dualidad blanco-negro", y ha afirmado que en los últimos años los ciudadanos de Catalunya han mantenido un posicionamiento estable en las encuestas de opinión, con una opción mayoritaria a favor del encaje de Catalunya en el resto de España.

Sin embargo, Brugera considera que este conflicto político interno, "sin restarle trascendencia, no es el único ni el más grave de los problemas actuales, y se ha referido al populismo, la ascensión de la extrema derecha en Europa y la corrupción.

Sobre este último aspecto, ha alertado de que la política no puede ceder toda la responsabilidad al sistema judicial, sino que hay que abordar desde la política un debate sobre las causas y afrontar medidas para evitar que se repita en el futuro.

Finalmente, Brugera ha hecho una referencia a la candidatura de Barcelona para acoger la Agencia Europea del Medicamento: ha pedido "situar los intereses generales por encima de lecturas políticas de corto plazo", y ha reclamado el apoyo de la sociedad civil y trabajar todo el mundo en la misma dirección, poniendo como ejemplo los Juegos Olímpicos de 1992.

Carles Puigdemont asegura que necesitan un Estado "al lado de la economía"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado en el encuentro que la economía catalana tiene un buen rumbo tras unos años marcados por la crisis, pero que no es suficiente, sino que ahora necesita un Estado "al lado de la economía".

"Cataluña tiene en sus manos todos los elementos para liderar y protagonizar un futuro que cada vez es más presente, pero necesita un Estado que verdaderamente esté al lado de la economía y la sociedad", ha concluido.

Según él, este Estado que necesita Cataluña (un Estado propio) debe apostar de manera firme por las infraestructuras físicas y digitales, priorizar las energías renovables y "no cambiar las reglas del juego a media partida y dejar de generar inseguridad jurídica".

"Ya nadie dice que el proceso asusta a la economía y hace marchar a empresas e inversiones. Ahora ya sabemos que no es así"

Puigdemont ha concluido que es momento de "tomar decisiones valientes" tanto por parte del mundo empresarial (por ser motor de la economía) como por parte de la política para garantizar que Cataluña funcione, y ha dicho que nadie dude de que él las 

Ha iniciado su intervención defendiendo que está plenamente demostrado que Cataluña crece a buen ritmo, por lo que el proceso soberanista no ha ahuyentado ni empresas ni inversiones: "Ya nadie dice que el proceso asusta a la economía y hace marchar a empresas e inversiones. Ahora ya sabemos que no es así".

Considera que uno de los problemas económicos a afrontar actualmente es que los salarios no crecen como la economía: se ha recuperado el nivel de PIB de 2008 pero no el nivel salarial de ese año.

"Es necesario un reconocimiento explícito de que las ganancias del crecimiento no han sido repartidas de manera lo bastante amplia. Es necesario un crecimiento más inclusivo", para lo cual ve necesario apostar por más educación.

Ha explicado que, ante un crecimiento de la automatización en algunos sectores de la economía, hay que potenciar capacidades como la creatividad, la empatía, la colaboración y la imaginación: "Cultivar aquello que nos diferencia de las máquinas".

Sobre salarios también ha dicho que España tiene un salario mínimo en una franja mediana-baja respecto a los países de su entorno, y ha asegurado que "es el momento de aumentarlo".

Puigdemont ha constatado la necesidad de potenciar que los trabajadores se formen y reciclen su habilidades si es necesario, y también ha defendido "utilizar el sistema fiscal" para incentivar a los trabajadores a entrar al mercado laboral y a las empresas a contratarlos.

También ha abogado por administraciones públicas ágiles que se atrevan a evaluar si sus propias políticas públicas son eficientes, y ha alertado contra la hiperregulación: considera que se acepta que "los gobiernos y parlamentos son buenos en la medida de la cantidad de leyes que aprueban" pero que no es así.

Luis de Guindos: "Nadie da la más mínima posibilidad a la secesión"

El Ministro Luis de Guindos con Juan José Brugera (presidente del Círculo de Economía) /EUROPA PRESS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado este jueves en la Reunión del Círculo de Economía que "fuera nadie le da la más mínima posibilidad a la secesión de Cataluña".

"Ningún territorio de la UE la contempla. Otra cosa es que podamos dialogar", ha añadido el ministro, que ha apostado por la integración para la prosperidad de la sociedad catalana y de toda España, y por dejar a un lado el populismo.

"Los populismos y las recetas simplistas llevan a la melancolía y, en muchas ocasiones, al empobrecimiento", ha advertido.

Más noticias de Economía