Público
Público

Empresas Correos gana 14,8 millones en 2019 impulsado por el negocio de paquetería y obtiene su primer beneficio desde 2014

A pesar de la caída del 12,5% registrada por el negocio postal tradicional, los ingresos totales de la empresa pública crecieron un 11%, hasta suponer 2.400 millones de euros. 

Vista del interior de una oficina de Correos este viernes en Madrid. - EFE
Vista del interior de una oficina de Correos en Madrid. - EFE

Público | europa press

Correos obtuvo un beneficio neto de 14,8 millones de euros en 2019, lo que supone revertir la pérdida de 153 millones del ejercicio precedente y lograr los primeros beneficios desde 2014, según informó el presidente de la compañía postal pública, Juan Manuel Serrano.

Este resultado viene impulsado por el crecimiento del negocio de gestión de paquetes, a su vez generado por el auge del comercio online, donde el operador ya copa una cuota de mercado del 45% que aspira a seguir aumentando.

"El principal motor de crecimiento es la paquetería", aseguró Serrano respecto a este negocio con el que el pasado año gestionó el envío de un total de 196,56 millones de paquetes.

En concreto, Correos disparó un 22% el volumen de paquetes gestionados, hasta sumar 129,32 millones, mientras que su filial Correos Express lo aumentó un 14%, dado que tramitó y entregó 67,24 millones paquetes.

"Estos resultados deben servir para demostrar que es posible prestar un servicio público de modo eficiente", según CCOO

De esta forma, a pesar de la caída del 12,5% registrada por el negocio postal tradicional, los ingresos totales del grupo crecieron un 11%, hasta suponer 2.400 millones de euros. De su lado, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 50 millones, un 92% más que en 2018.

"Estas positivas cifras suponen un punto de inflexión y reflejan el éxito en la estrategia de expansión y diversificación que ha puesto en marcha la compañía", remarcó el presidente. "Estamos asentando los pilares del Correos del futuro", subrayó durante la presentación de los resultados.

En ese sentido, Serrano explicó Correos aspira a entrar en el negocio de la logística para poder así ofrecer a sus clientes toda la cadena de servicios de envíos, incluyendo el almacenamiento de productos y paquetes, y no sólo su gestión y entrega de 'última milla'.

La entrada en este negocio constituirá uno de los objetivos del nuevo plan estratégico que prevé lanzar este año. El presidente de Correos aseguró que se trata de un servicio que le están pidiendo algunos clientes, y para el que ya tiene los edificios y el know how. "Sólo nos queda dar el salto", aseguró.

El avance del proceso de internacionalización en el que en 2019 dio el primer paso y de la estrategia de diversificación de su actividad, fundamentalmente en su red de 2.500 oficinas, constituirán otros de los pilares del nuevo plan estratégico, junto con el impulso a la eficiencia y digitalización de la gestión.

Por último, Serrano descartó que la gestión del voto por correo de las tres elecciones celebradas en 2019 o el importe de 120 millones que recibe del Estado por encargarse de la prestación del servicio postal público haya tenido un peso determinante en el resultado. Según detalló, el voto por correo supone el 6% de los ingresos totales de la compañía y el servicio público, otro 5,7%.

Asimismo, los primeros negocios internacionales en los que Correos entró el pasado ejercicio aún no tienen efecto en la cuenta del resultado de grupo que, no obstante, confía que empiece a tenerlo en 2020. Se trata de la compra de un operador de paquetería portugués y de la alianza para poner en marcha en China un centro de gestión y envío de paquetes.

Demuestra que "puede ser rentable sin recortes"

Para Comisiones Obreras (CCOO), sindicato mayoritario de Correos, "estos resultados ponen de manifiesto, en primer lugar, los frutos de una inexcusable política de diversificación e internacionalización de la actividad que CCOO venía demandando desde hace años y que solo en los últimos ejercicios se ha acometido de forma explícita y decidida".  Según el sindicato, la apuesta por la paquetería y la expansión internacional son "elementos centrales para afrontar la caída del negocio de la carta tradicional, que el año pasado se redujo un 12,4%". 

"El resultado evidencia la compatibilidad de una gran empresa pública con una función social", dice CCOO

En segundo lugar, CCOO reitera que "el resultado positivo de Correos evidencia la compatibilidad de una gran empresa pública -con una función social destinada a las empresas, a la ciudadanía y a las administraciones públicas- con la gestión eficiente y los beneficios económicos". 

Así mismo, el sindicato declara que estos resultados deben servir para demostrar que es posible prestar un servicio público de modo eficiente, alcanzar la rentabilidad económica y hacerlo, además, con un modelo de empleo basado en la estabilidad y la recuperación de derechos: "En el caso de Correos, se materializa en las recientes convocatorias de empleo fijo e incrementos salariales. Todo ello debería desterrar definitivamente el mantra de la aplicación de los recortes y de modelos empresariales basados en el ahorro de costes en lugar de en el incremento de ingresos". 

Más noticias de Economía