Público
Público

Control sobre el IVA Hacienda controlará en tiempo real cada día facturas por valor de mil millones

Las 62.000 grandes empresas que generan el 80% del IVA deberán declarar sus pagos y cobros en un máximo de ocho días a partir del 1 de julio, y de cuatro desde el 1 de enero, a través del SII (Sistema de Información Inmediata).

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE/Ballesteros

La Agencia Tributaria controlará prácticamente en vivo a partir del próximo 1 de julio el 80% de la facturación sujeta a IVA de las empresas españolas, un volumen de negocio que supera los 300.000 millones de euros al cabo del año. Ese día entrará en servicio en SII (Sistema de Información Inmediata), una herramienta informática a través de la que los grupos empresariales, las sociedades que facturan más de 6,01 millones y las firmas que liquidan mensualmente el IVA deberán comunicar al fisco las facturas que expiden a sus clientes y las que les remitan sus proveedores en los cuatro días siguientes a su recepción (ocho hasta el 31 de diciembre).

Este sistema de declaración, al que estarán inicialmente sujetas unas 62.000 sociedades, no es inicialmente obligatorio para los autónomos ni para las pequeñas empresas (las que tributan por módulos tienen vetada la gestión mensual del IVA), aunque pueden sumarse.

“Con el SII ha ocurrido algo similar a lo que pasó en enero con el aplazamiento del IVA, cuando la falta de información generó un caos entre los autónomos”, explica el secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), Eduardo Abad, que echa en falta una comunicación oficial de Hacienda a los cotizantes sobre su entrada en funcionamiento. “Deberían clarificar a quién le afecta y a quién no”, señala. “El objetivo es cubrir el 80% de la facturación anual sujeta a IVA en un proceso gradual”, indica un portavoz de la Agencia Tributaria, que sostiene que el nuevo sistema no afecta “nada” a los autónomos.

El 80% de operaciones que superan los 400.000 millones

La puesta en marcha del SII permitirá a Hacienda controlar en menos de una semana transacciones cuyo valor acumulado a final de año supera los 300.000 millones de euros (más de mil por día laboral), ya que, según el Informe Anual de Recaudación de la Agencia Tributaria, el montante anual de las operaciones sujetas a IVA declaradas osciló entre 366.658 y 403.576 millones de euros entre 2011 y 2015, ejercicio en el que la recaudación ascendió a 60.305 millones tras efectuar devoluciones por 23.456.

El SII afecta a un porcentaje muy bajo de los declarantes de IVA, más de la mitad de los cuales (1,92 millones de 3,32) son autónomos, mientras solo 27.000 de las 1.259.000 empresas censadas se consideran “grandes” y completan la lista 9.000 administraciones y 33.000 entidades sin ánimo de lucro.

Sin embargo, fuentes de la Inspección destacan que este sistema de declaración, que se aplica en otros países occidentales, ampliará notablemente las posibilidades de detectar fraudes cometidos mediante la emisión de facturas falsas y reducirá el tiempo de reacción para combatirlos.

“Se pasa a controlar las facturas que emiten y reciben las empresas prácticamente en tiempo real”, señalan, lo que también permitirá mejorar el control de la procedencia de algunas deducciones por motivos de morosidad. Es decir, que la Agencia Tributaria lo tendrá más fácil que hasta ahora para evitar las devoluciones de impuestos derivadas de facturas cuyo beneficiario no ha liquidado en realidad.

Sede de la Delegación Especial de Madrid de la Agencia Tributaria / EFE

“Mejorar el control tributario”

El cambio principal que supone el nuevo sistema, cuyo periodo de pruebas finaliza el próximo jueves, supone que las empresas afectadas pasan a dar a Hacienda una información más completa y temprana sobre cada operación de la que ahora le entregaban en las declaraciones mensuales, trimestrales y anuales. “Volcarán en la web de la Agencia Tributaria en contenido de sus Libros de IVA, en los que ahora recogen por separado las facturas expedidas, las recibidas, las inversiones y las operaciones intracomunitarias, pero con más datos de los que ofrecen ahora”, explican las fuentes consultadas.

“Controlar la información es una parte del objetivo del sistema, la otra consiste en facilitar la tramitación del IVA automatizando la gestión de los libros”, anota un portavoz de la Agencia Tributaria. No obstante, el cruzado formal de esos datos de las grandes empresas con los de sus proveedores no tendrá lugar hasta que estos presenten sus declaraciones mensuales, trimestrales y anuales.

“El nuevo SII permite acercar el momento del registro o contabilización de las facturas al de la realización efectiva de la operación económica que subyace a ellas”, lo que permitirá “mejorar en el control tributario y la asistencia al contribuyente”, señala Hacienda.

La evolución de la cifra de usuarios del SII dará fe, por otro lado, de la brecha digital existente entre autónomos, microempresas y pequeñas empresas, por un lado, y, por otro, las medianas y grandes. Entre los primeros resulta habitual delegar las operaciones relacionadas con el certificado digitan en los gestores.