Público
Público

Así es la hoja de ruta de Telefónica para alcanzar un futuro más verde

El compromiso de Telefónica con un futuro más verde tiene fechas y acciones concretas. La compañía se ha marcado como meta lograr cero emisiones netas en 2025, pero hay mucho más: sus objetivos de Energía y Cambio Climático a 2025, 2030 y 2040 están alineados con el escenario de 1.5ºC del Acuerdo de París y validados por Science Based Targets initiative (SBTi). La operadora se centra en alcanzar una mayor eficiencia energética, incrementar progresivamente el consumo de energías renovables, reducir su huella de carbono y la de su cadena de suministro, así como fomentar la digitalización de otros sectores, que favorece una reducción de sus emisiones.

Cobre vs fibra
Cobre vs fibra.

Telefónica está a punto de cumplir cien años y tiene muy claros sus objetivos para que el futuro de todos sea más verde y saludable. Además, no es algo nuevo, puesto que el Grupo Telefónica lleva más de dos décadas trabajando en su compromiso con la sostenibilidad. Todas sus acciones se implementan sobre los principios del Pacto Global y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. En este contexto, la compañía orienta todas sus actuaciones con la finalidad de que el impacto sobre el entorno sea mínimo.

La compañía apuesta por la digitalización como una herramienta fundamental para afrontar los retos ambientales, ya que la sostenibilidad es un elemento implícito y transversal en toda la actividad del Grupo. Telefónica refuerza su implicación para contribuir a que la recuperación económica y social sea más justa, verde, inclusiva y próspera para todos, y su potencial de crecimiento a largo plazo conlleva su participación activa, para propiciar el progreso y construir un futuro más verde a través de la digitalización y generar confianza para asegurar una transición digital centrada en las personas.

En Telefónica saben bien que la transformación tecnológica y digital puede eliminar obstáculos que hoy parecen insalvables. De hecho, las soluciones digitales han demostrado que pueden transformar las comunidades y los modelos productivos y económicos, siempre que estén unidas a la sostenibilidad.

Objetivos claros, objetivos verdes

Telefónica se ha marcado como meta conseguir cero emisiones netas en el año 2025, pero va mucho más lejos y sus objetivos de Energía y Cambio Climático a 2025, 2030 y 2040 están alineados con el escenario de 1.5ºC del Acuerdo de París y validados por Science Based Targets initiative (SBTi). La operadora se esfuerza así por lograr una mayor eficiencia energética, incrementar progresivamente el consumo de energías renovables, reducir su huella de carbono, y la de su cadena de suministro, así como fomentar la digitalización de otros sectores, que favorece una reducción de sus emisiones.

De esta forma, ha logrado reducir un 8% el consumo de electricidad en España desde 2015, a pesar de que el aumento de tráfico casi se ha cuadruplicado desde entonces, gracias a la transformación de la red con tecnologías más avanzadas y sostenibles. Para conseguir este propósito, la compañía ha alcanzado en el primer semestre de este año 2021 el hito de cerrar mil centrales de cobre, avanzando en su plan de digitalización y con su compromiso medioambiental. Y es que el cierre del cobre supone un ahorro energético de más de 1000 GWh, similar a 355.000 toneladas de CO2, y equivalente a plantar seis millones de árboles.

Durante el presente año, Telefónica ha acelerado el proceso de apagado de centrales, y terminará el año habiendo jubilado tantas como en los seis años anteriores. Entre 2015, cuando arrancó el proyecto, y 2020 se cerraron unas 760 centrales, el mismo número que se clausurarán solo a lo largo de 2021.

Centro Nacional de Supervisión en Aravaca
Centro Nacional de Supervisión en Aravaca.

Pionera en Europa, puntera en el mundo

La transformación de la red de Telefónica hacia la fibra es pionera en Europa y se considera uno de los proyectos de eficiencia más punteros del mundo. Desde las más de 8.500 centrales de cobre de las que se partía, la red quedará en unas 3.000 centrales solo de fibra que darán soluciones digitales a todos los clientes residenciales y empresariales del país.

La finalidad de este plan de trasformación es completar la cobertura de fibra en España, una vez superados los 26,1 millones de hogares pasados en junio de 2021, con una red totalmente digital que mejora su experiencia con los servicios y les coloca en la mejor posición ante el futuro digital, además de consolidar los retos medioambientales del Grupo.

Cómo ahorra energía día a día

Telefónica también implantó soluciones de eficiencia energética, en ubicaciones de España, que evitaron la emisión de 14.799 toneladas de CO2 en 2020. Ha implantado diversas soluciones en centros de datos y otros emplazamientos para ahorrar energía al renovar día a día su compromiso con la necesidad de reducir las emisiones de CO2 para mitigar el aumento de la temperatura global.

Así, la compañía ha tomado en España una serie de medidas para seguir siendo sostenibles a la hora de expandir su red e incrementar la calidad de servicio:

• Ha retirado y apagado modelos de equipos y tecnologías que se han quedado obsoletos, aprovechando que la fibra es un 85% más eficiente energéticamente que el cobre, y el 5G, un 90% más que el 4G.
• Ha incorporado funcionalidades de ahorro de energía en las redes móviles que permiten el apagado de celdas o de ramas de transmisión de horario de bajo tráfico, con el objetivo de reducir el consumo de energía entre un 2% y un 20%, según las configuraciones de cada nodo.
• Ha instalado en estaciones base y centrales más soluciones Free Cooling para minimizar el uso del aire acondicionado aprovechando el aire exterior, lo cual repercute en un menor consumo energético.
• En 2020 puso en marcha por primera vez el modelo de Energy Savings as a Service (ESaaS) en la Central de la Concepción, en Madrid. Así ha logrado reducir en un 17% el consumo total de la Central, mientras se ahorraba la emisión de 360 toneladas de CO2, y espera que en los próximos 24 meses se replique en cuatro centros de datos más.
• Ha modificado el régimen de explotación de climatización de las salas en unas 3.500 ubicaciones de toda España y de esta manera ha reducido el consumo de electricidad que provenía de este concepto en un promedio de 3MWh/año por sala, con lo cual también ha evitado que en el 2020 se hayan emitido a la atmosfera 14.799 toneladas de CO2 y el ahorro de 74GWh GWh de consumo eléctrico.

Cuatro grandes mercados 100% renovables

Telefónica se ha propuesto tener cero emisiones netas en cuatro años, no solo en España, también en otros de sus principales mercados (Reino Unido, Alemania y Brasil), manteniendo el 100% del consumo energético proveniente de fuentes renovables.

• En España ya trabaja para implantar paneles solares tanto en edificios propios como en su centro nacional de supervisión de Aravaca (Madrid), donde se han instalado cerca de 600 paneles solares en la azotea.
• En el Reino Unido, la operadora ha sido una de las primeras en incorporar a sus centros de datos el nuevo software de gestión de Ekkosense, que utiliza sensores inteligentes que monitorizan la cantidad exacta de frío que necesita cada ubicación en un momento dado e informa sobre cómo optimizar el enfriamiento conforme cambia la demanda de datos y se calientan los equipos.
• En Alemania se han implantado una serie de medidas para mejorar la eficiencia energética de la red, que incluyen la unificación de sitios (tras la adquisición de E-Plus) y la modernización de la red de 2G y 3G, generando un ahorro en 2020 de 26GWh.
• En Brasil, entre las iniciativas de Telefónica para reducir el consumo de energía eléctrica se encuentra el proyecto SUSI, que gestiona de manera automática la refrigeración usando el aire exterior (Free Cooling), lo que permite que en los días más fríos las unidades de aire acondicionado pueden apagarse total o parcialmente, manteniendo el confort térmico de los ambientes. También cuenta con el proyecto Power Saving Features, que promueve la reducción del consumo energético de celdas móviles, realizando el apagado automático en sectores en horario de poco tráfico siempre que exista suficiente capacidad alternativa para atender la demanda.

Ahorro y estabilización del consumo

Todas estas acciones puestas en marcha por Telefónica han permitido que en el Grupo haya ahorrado 192GWh a cierre de 2020 y evitado la emisión de más de 43.727 tCO2eq.

Además, se ha conseguido estabilizar el consumo energético y eléctrico, a pesar de que el tráfico gestionado por las redes de la compañía ha aumentado más de 5,1x, y que la red sea un 80,9% (MWh/PB) más eficiente desde el punto de vista energético que en el año 2015.

Más noticias de Economía