Público
Público

Iberdrola vende su negocio de almacenamiento de gas en EEUU

El beneficio de la filial estadounidense de la eléctrica se reduce un 40%  en 2017 por el impacto contable negativo de su negocio de almacenamiento de gas

Sede de Avangrid, la filial de Iberdrola en EEUU.

EUROPA PRESS

Avangrid, la filial estadounidense de Iberdrola, ha formalizado un acuerdo para la venta de Enstor Gas, la unidad de negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos. La operación está valorada en unos 75 millones de dólares (unos 60,4 millones de euros), indicaron fuentes del mercado.

Enstor Gas posee y gestiona instalaciones de almacenamiento de gas natural en la Costa del Golfo y en las regiones del Suroeste de Estados Unidos y cuenta con una capacidad total de almacenamiento de 88,5 bcf y con una capacidad neta de almacenamiento de gas disponible de 67,5 bcf.

Avangrid, a través de su filial Avangrid Renewables Holdings, ha suscrito un acuerdo definitivo para la venta de Enstor Gas, que gestiona la unidad de negocio de almacenamiento de gas de Avangrid, a Amphora Gas Storage USA, una filial de ArcLight Capital Partners, una compañía de capital privado radicada en Boston que realiza inversiones en infraestructuras energéticas.

Enstor Gas posee instalaciones en la Costa del Golfo y en las regiones del suroeste de los Estados Unidos

Está previsto que la operación, que está sujeta a la aceptación de las condiciones de cierre habituales, termine durante el segundo trimestre de 2018.

Esta operación no incluye la unidad de negocio de trading de gas de Enstor de Avangrid, para cuya venta la filial estadounidense de Iberdrola ha llegado a un acuerdo con Castleton Commodities International, en una operación valorada en unos 150 millones de dólares (unos 120,8 millones de euros) y cuyo cierre se prevé para el próximo mes de marzo.

A finales del pasado mes de diciembre, la filial estadounidense de Iberdrola ya llevó a cabo una revisión estratégica de su negocio de almacenamiento de gas en el país (Enstor Gas Storage) y acordó abrir un proceso para su venta, al tratarse de un activo considerado no estratégico por el grupo para su crecimiento en el país norteamericano.

Esta revisión ha impactado en los resultados de  Avangrid: su beneficio neto en 2017 cae un 39,7%, hasta los 381 millones de dólares (unos 308,6 millones de euros), lastrado principalmente por el impacto contable de su negocio de almacenamiento de gas, informó la compañía.

No obstante, excluyendo este impacto del negocio de almacenamiento de gas, así como de cargos por reestructuración y deterioros de inversiones y ajustes en el mercado de renovables, entre otros, el resultado neto ajustado de Avangrid asciende a 682 millones de dólares (unos 552,42 millones de euros) en el ejercicio, un 6% más.

La filial de Iberdrola prevé elevar un 18% sus inversiones con respecto a 2016, hasta los 2.300 millones de dólares (unos 1.864,4 millones de euros).

Más noticias de Economía