Público
Público

El IPC sube un 0,2% en febrero pero se mantiene en tasas negativas: el -1,1%

El INE atribuye la ligera alza de los precios en febrero el encarecimiento de las gasolinas, que han subido un 10% en el último mes. La inflación acumula ya ocho meses consecutivos en negativo. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Imagen de archivo de una gasolinera en Madrid, junto al panel en el que figuran los precios de los diferentes carburantes.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en febrero respecto al mes anterior y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%, debido el encarecimiento de los precios de la gasolina y el gasoil, según el indicador adelantado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, el IPC moderó su tasa interanual en febrero al registrar su primer ascenso tras tres meses de incrementos, que llevaron a este indicador hasta el -1,3% el pasado mes de enero.

Pese a ello, con el dato de febrero, el IPC interanual encadena su tasa negativa por octavo mes consecutivo. Es la décima vez en 17 meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. En cualquier caso, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en una situación de deflación estructural.

A partir de agosto de 2013, en parte por el 'efecto escalón' de la subida del IVA aplicada en 2012, el IPC dio un importante bajón.

El último mes en el que los precios registraron una tasa más habitual para la economía española fue el de agosto de 2013, cuando el IPC se situó en el 1,5%. A partir de ahí, en parte por el efecto escalón de la subida del IVA aplicada en 2012, el IPC dio un importante bajón.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) aumentó tres décimas su tasa interanual en febrero, hasta el -1,2%, y subió dos décimas respecto al mes de enero.

Suben los carburantes

El INE ha atribuido el alza de la tasa interanual del IPC a la subida de los precios de los carburantes. Según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), los precios de la gasolina y del gasóleo han experimentado subidas del 1,3% y del 1,9%, respectivamente, en la última semana y acumulan encarecimientos de hasta el 10% desde mediados de enero.

En concreto, el litro de gasolina cuesta 1,225 euros, un 1,3% más que hace una semana, y, tras cinco semanas consecutivas al alza, marca un precio un 9,6% superior al de mediados de enero. El litro se encuentra en los surtidores un 6,5% por encima del nivel de comienzos de año.

En cuanto al gasóleo, cuesta de media 1,162 euros en los surtidores, un 1,9% más que hace una semana y un 10% más que los niveles de mediados de enero. Su precio es un 5,4% superior al de enero.

Con esta secuencia de subidas, los carburantes interrumpen las bajadas experimentadas desde mediados del año pasado, provocadas por las fuertes caídas en el precio del crudo. Los abaratamientos de la gasolina y el gasóleo tocaron suelo en enero con 1,117 y 1,056 euros el litro, respectivamente.