Público
Público

El 53% de los jóvenes españoles cree que tendrá que emigrar por trabajo

Un estudio, que coincide con la publicación de la EPA, destaca también que el 80% cree que el Estado no hace nada o casi nada por reducir el paro juvenil.

Varios jóvenes durante la marcha estudiantil convocada en Madrid por la Plataforma Regional por la Escuela Pública, que integran CCOO, UGT, el Sindicato de Estudiantes (SE) y la FAPA. /EFE

PÚBLICO / EFE

MADRID.— Frente al discurso triunfalista de Mariano Rajoy esgrimiendo los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), la del tercer trimestre de 2016, la cruda realidad se impone: la misma EPA de la que presume Rajoy certifica que el paro juvenil —el que sufren los trabajadores de 16 a 24 años—, está aún en el 41,94%. Una cifra inaceptable y que empuja a muchos jóvenes a pensar que tendrá que emigrar por trabajo en los próximos dos años 

Eso es lo que refleja un estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. Titulado Jóvenes y empleo, desde su propia mirada, es el título del informe elaborado a partir de una encuesta a 2.013 jóvenes y cuyos autores son Ignacio Megías y Juan Carlos Ballesteros. 

Los jóvenes son uno de los colectivos que más han sufrido los efectos de la crisis económica, con una tasa de paro del 35,7% entre los 20 y los 29 años, además de inestabilidad, precariedad y bajos salarios.

Esta situación, que se ha prolongado durante años, ha provocado que casi la mitad de los encuestados cree que tendrá menos oportunidades laborales que sus padres.

Los datos arrojan una visión negativa del futuro laboral de la población juvenil, ya que un 74% considera "bastante" o "muy probable" tener que trabajar en lo que sea y un 67% piensa que dependerá económicamente de sus padres.

Durante la presentación del trabajo, el director técnico del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, Eusebio Megías, ha destacado que un 53% de los jóvenes contempla la emigración fuera de su lugar de origen no solamente como una "posibilidad" para conseguir un puesto cualificado o ampliar estudios, sino también como una "condena" para encontrar un empleo con una formación media.

"La crisis ha afectado especialmente a los jóvenes más vulnerables", con un menor nivel educativo, puesto que no solo ha quebrado su presente, sino también ha condicionado sus expectativas, su confianza y sus recursos, condenándolos a una vida low cost", ha resaltado Megías.

La investigación analiza las expectativas, necesidades y deseos de los jóvenes españoles de 16 a 29 años en relación a su formación y sus perspectivas de incorporación al mercado laboral.

La mayoría de los jóvenes confía en su formación como la mejor vía para encontrar trabajo, con un 54% que reconoce la utilidad de sus estudios.

Un 80% de los jóvenes opina que las diferentes Administraciones "no hacen nada", "hacen poco" o actúan de manera "insuficiente" para favorecer el empleo

El 76,6% de los alumnos de Formación Profesional piensa que sus estudios son "muy" o "bastante" idóneos para prepararse para el mundo laboral.

Entre los estudiantes universitarios, el 62,2% cree que las enseñanzas universitarias son útiles para la incorporación al mercado de trabajo.

Un 80% de los jóvenes opina que las diferentes Administraciones "no hacen nada", "hacen poco" o actúan de manera "insuficiente" para favorecer el empleo.

El estudio revela además un déficit de información sobre las ayudas y los programas públicos de formación para el empleo, puesto que el 53% la califica de "escasa", mientras que el 21,4% no tiene "ninguna".

Reclaman a las Administraciones medidas como ayudas para encontrar empleo (49,5%) e incentivos a las empresas para la contratación juvenil (30,5%).

A la hora de valorar un trabajo, el aspecto que un 72,1% de los encuestados considera más importante es que sea seguro y estable.

Entre los aspectos más relevantes para mantener un empleo o progresar profesionalmente, sitúan una buena formación de base (40,7%), saber idiomas (37,4%, la formación continua (21,1%) y tener buenos contactos (18,2%).

La mitad de los jóvenes (49%) considera que las condiciones del empleo en España seguirán igual en los próximos años, mientras que un 13,1% prevé un empeoramiento y un 32% cree que mejorarán.