Público
Público

La morosidad de la banca sigue cayendo al 5,35% en junio, el nivel más bajo desde 2010

El volumen de créditos dudosos desciende hasta los 65.007 millones. En un año, se ha reducido en 13.608 millones.

Fachada del Banco de España, y el letrero de la entrada de Metro junto al edificio. EFE/Chema Moya

AGENCIAS

La morosidad de la banca española (porcentaje de créditos de dudoso cobro respecto al saldo crediticio total) ha descendido en junio hasta el 5,35 % desde el 5,64 % del mes anterior, y frente al 6,39% del mismo mes de un año antes, lo que la sitúa en su nivel más bajo desde junio de 2010 debido a una nueva reducción de los créditos dudosos y al aumento del saldo crediticio total, según datos del Banco de España difundidos este jueves.

En el transcurso del año, la morosidad se ha reducido casi medio punto porcentual, ya que terminaba 2018 en el 5,81%.

Así, la tasa de morosidad se encuentra 8,25 puntos porcentuales por debajo del máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

En total, los créditos dudosos descendieron hasta los 65.007 millones de euros en el sexto mes del año, 2.922 millones por debajo de mayo y 13.608 millones menos que en junio de 2018.

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que, desde enero de 2014, han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 5,51%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,178 billones de euros en junio de este año al excluirse el crédito de los ECF.

Asimismo, el crédito total del sector subió un 1,02% en junio, hasta los 1,214 billones de euros, aunque que en términos interanuales cayó un 1,23%.

En el mes de junio de 2019, las entidades financieras redujeron hasta 39.779 millones de euros las provisiones, lo que supone una rebaja del 4,32% respecto al mes anterior. Un año antes, este colchón se situaba en 49.322 millones de euros, por lo que en términos interanuales registró una caída del 19,35%.

El analista de XTB Joaquín Robles ha advertido de que, pese al fuerte descenso de la morosidad en los últimos años, existe el temor a que una desaceleración económica en Europa pueda revertir esta tendencia, ya que un empeoramiento económico podría provocar un mayor desempleo en España, lo que podría generar más préstamos morosos.