Público
Público

OHL sale del complejo de lujo Mayakobá con pérdidas de 35 millones

Las constructora de la familia Villar-Mir vende los activos que le quedaban en el 'resort' mexicano por un importe de 97 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen del 'resort' mexicano Mayacobá. E.P.

OHL ha salido definitivamente de Mayakobá, el complejo turístico de lujo que promueve en la Rivera Maya de México desde 2005, al vender a un vehículo de inversión los activos que le quedaban en el proyecto por un importe de 96,9 millones de euros, una operación que arroja pérdida de 35,8 millones de euros.

La venta se enmarca en la cascada de desinversiones que la compañía participada por el Grupo Villar Mir lleva acometiendo desde 2016 para recortar deuda y recuperar la senda de las ganancias.

De hecho, la desinversión de Mayakobá figuraba en el plan de negocio que la constructora presentó el pasado mes de mayo, tras la venta de su negocio de concesiones, un programa de dos años más de ajustes y ventas que tiene como fin volver a beneficios en 2020.

OHL completa la venta de toda su participación en Mayakobá dos años después de que en diciembre de 2016 vendiera el grueso del proyecto, los cuatro hoteles y el campo de golf, al grupo hotelero local RLH Properties por 218 millones.

La operación cerrada ahora comprende la denominada Ciudad Mayakobá, el complejo de unas 15.000 viviendas que se construyen para los empleados del complejo turístico de alto standing. El comprador es un vehículo de inversión de BK Partners.

OHL calcula que obtendrá recursos netos de 88,1 millones con esta operación, que cobrará cuando se cierre, una vez obtenga las pertinentes autorizaciones, pero en todo caso antes de fin de año.

La constructora que preside Juan Villar Mir destinará este importe a "fortalecer" su sólida posición financiera de cara a "consolidar su negocio recurrente", toda vez que la venta del negocio concesional ya le permitió liquidar toda su deuda y, de hecho, dotarse de caja positiva, de 617 millones de euros, por vez primera en su historia.

Con esta operación, OHL sale de un proyecto que promovió y lanzó en 2005, cuando se alió con una serie de inversores y cadenas hoteleras para construir en la playa del Carmen este complejo turístico de lujo cuya inversión se estimó entonces en unos 600 millones de euros.

Tras la venta, la compañía no sale de México, país en el que sigue teniendo actividad con el tradicional negocio constructor con el que ahora se ha quedado, pese a que el grueso de su actividad en este mercado la tenía a través de la vendida OHL Concesiones.

En mínimos en Bolsa

OHL cierra además esta venta tras presentar recientemente sus cuentas semestrales, que arrojaron una pérdida de 843 millones de euros que le llevaron a marcar nuevos mínimos históricos en Bolsa.

Tras la publicación de estos resultados, Moody's, la agencia de calificación que en 2016 rebajó en tres ocasiones la nota de OHL, advirtió de un eventual nuevo descenso de nota en el caso de que la constructora depare una nueva "sorpresa negativa" en forma de pérdidas adicionales a las estimadas por los legacy o nuevas reducciones de márgenes.

Además, la firma indicó que la implementación de la nueva estrategia de OHL, de centrarse en su tradicional negocio constructor, requerirá "más tiempo y mayores ajustes de los inicialmente calculados por la empresa".

OHL recuperó un 1,28% en la sesión de Bolsa de este martes, que cerró a 1,742 euros por acción, precio por encima del mínimo del 1,612 marcado en las últimas jornadas. No obstante, la compañía acumula una devaluación del 65% en lo que va de año.