Público
Público

La pensión media no llega ni al salario mínimo en 19 provincias

La brecha entre la provincia que tiene la prestación más alta y la que tiene la prestación más baja supera los 500 euros mensuales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios pensionistas sentados al sol. E.P.

La pensión contributiva media de la Seguridad Social se situaba el mes pasado en 993,11 euros mensuales, algo más de un 10% por encima del salario mínimo interprofesional (SMI), que este año es de 900 euros, después de la subida del 22,3% acordada por el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidas Podemos en el marco de la negociación del los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Sin embargo, la pensión media, incluyendo todas sus modalidades (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares), muestra diferencias muy notables por territorios. La más alta corresponde a Vizcaya, con 1.254,87 euros mensuales, y las más baja a Orense, con 729,78 euros, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Al tratarse de pensiones contributivas, esas diferencias se explican por el tiempo y las bases de cotización de los trabajadores que durante su vida laboral generaron el derecho a percibirlas. De ahí que, en las zonas de España que históricamente han soportado más paro y peores salarios, las pensiones sean más bajas, y viceversa.

En total, hay diecinueve provincias donde en septiembre no se alcanzaba el SMI: cuatro de las ocho andaluzas (Córdoba, Granada, Jaén y Almería), las cuatro gallegas (A Coruña, Lugo, Pontevedra y Orense), las dos extremeñas (Cáceres y Badajoz), dos de la Comunidad Valenciana (Alicante y Castellón), dos de Castilla-La Mancha (Albacete y Cuenca), una catalana (Lleida), dos de Castilla y León (Ávila y Zamora), una canaria (Santa Cruz de Tenerife) y Murcia.

En el listado de las provincias con una pensión media inferior a los 900 euros mensuales no aparece ninguna de Aragón, ni Baleares, ni Cantabria, ni Asturias, ni Navarra, ni La Rioja, ni Madrid, ni tampoco las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Junto con Vizcaya, los registros más altos se hallaban en las otras dos provincias vascas (Álava y Guipúzcoa), Asturias, Navarra, Valladolid, Zaragoza, Burgos, Barcelona, Guadalajara y Ceuta, todas ellas con una pensión media superior a los mil euros mensuales.

Si se tiene en cuenta sólo la de jubilación, que es la más común y la más alta, la cosa cambia. Con una media total de 1.140,71 euros al mes, sólo dos provincias están por debajo del SMI: Orense (797,92) y Lugo (844,08). Ocupan la cabeza las tres provincias vascas: Vizcaya (1.434,27), Álava (1.419,05) y Guipúzcoa (1.355,87), seguidas de Asturias (1.377,81), Madrid (1.336,35), Valladolid (1.281,79), Zaragoza (1.238,72) y Cantabria (1.213,34).