Público
Público

El petróleo se dispara tras los ataques a las refinerías en Arabia Saudí

El Brent, sube más de un 10,5%, su mayor incremento porcentual en una sesión desde la guerra del Golfo en 1991, hasta rondar los 66 dólares por barril.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Columnas de humo en las instalaciones de la petrolera Aramco, en la ciudad de Abqaiq (Arabia Saudí). REUTERS / Stringer

Los precios del petroleo se han disparado con fuerza en los mercados de materias primas, anotando los mayores incrementos porcentuales en una sesión desde la guerra del Golfo en 1991, tras de los ataques del fin de semana contra las principales refinerías saudíes, que han afectado al 5 de la oferta mundial de crudo.

En Londres, el petróleo Brent, la referencia para Europa, ha llegado a registrar alzas superiores al 10%, para cotizar en torno a los 66 dólares por barril, en un ambiente volátil, y después de que en la madrugada, durante la sesión eléctrónica, llegara a subir casi un 20%.

Por su parte, el precio del barril Texas, de referencia en Estados Unidos, subía más de un 9%, hasta los 59,82 dólares.

Dos instalaciones de la petrolera estatal Aramco, la mayor del mundo, sufrieron un ataque el sábado con un total de diez drones, aunque sin causar daños personales. Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Arabia Saudí es el mayor exportador de petróleo del mundo y el ataque a las instalaciones de crudo del productor estatal saudí Aramco en Abqaiq y Khurais ha reducido la producción en 5,7 millones de barriles por día. La empresa no ha dado un plazo para la reanudación de la producción al completo. Una fuente saudí ha señalado que el retorno a la capacidad total de petróleo podría tomar “semanas, no días”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó este domingo la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Estados Unidos en una cantidad que está por determinar para estabilizar el mercado mundial de crudo tras este ataque.

"Como consecuencia del ataque a Arabia Saudí, que puede tener un impacto en los precios del petróleo, he autorizado la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo, si es necesario, en una cantidad por determinar pero suficiente para mantener los mercados bien abastecidos", ha indicado Trump en su cuenta de Twitter.

En relación con la autoría del ataque, del que Washington culpa a Irán, el magnate neoyorquino ha manifestado que "hay motivos para creer que sabemos quién es el responsable".

Por su parte, Rusia ha señalado que no prevé ninguna medida de emergencia en el marco de la plataforma ampliada de la OPEP y otros productores de petróleo (conocida como OPEP+) tras el atentado contra las instalaciones de la petrolera estatal saudí Aramco.

El Gobierno alemán, por su parte, dijo que su suministro de petróleo no se vio afectado por los ataques del fin de semana contra las refinerías saudíes y que cualquier decisión sobre liberar reservas estratégicas debía tomarse conjuntamente con los miembros de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).