Público
Público

Plan de rescate Isolux presenta preconcurso de acreedores para lograr tiempo y captar liquidez

La empresa de ingeniería y construcción no consigue convencer a la banca que inyecte los entre 300 y 400 millones que necesita para garantizar su funcionamiento

Sede de la empresa de ingeniería y construcción Isolux. EFE

AGENCIAS

La empresa de inegiería y construcción Isolux ha anunciado este viernes que su consejo de administración ha solicitado acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, el conocido como preconcurso de acreedores, que da a la empresa cuatro meses antes de presentar definitivamente concurso de acreedores.

El grupo no ha logrado convencer a los bancos (entre ellos CaixaBank, Bankia y Santander, que también son accionistas, con el 30% de su capital), que aportaran más liquidez tras haber cerrado una reestructuración en la que bancos y bonistas tomaron el 95% del capital de la empresa.

"El Consejo de Administración de Isolux Corsán ha acordado por unanimidad en su reunión de esta mañana acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, con el fin de disponer de tiempo para concretar una inyección de fondos que permita la consolidación de la reactivación de las actividades empresariales", dijo Isolux en una nota de prensa.

El plazo de los cuatro meses comenzará una vez que el correspondiente Juzgado de lo Mercantil admita la solicitud de preconcurso.

Con una deuda que supera los 2.000 millones de euros, Isolux emplea en la actualidad a 5.236 personas con presencia en 35 países y ejecuta proyectos en energía, infraestructuras, edificación y agua. La crisis del sector en España con una caída abrupta de la licitación y las dificultades de los proyectos fuera de España llevaron a Isolux a un profundo descenso de ingresos y la generación de pérdidas.

La compañía que preside Nemesio Fernández-Cuesta necesita una aportación de entre 300 y 400 millones de euros para garantizar la liquidez y el funcionamiento de la empresa y, por tanto, su viabilidad.

La empresa lleva semanas buscando caja de forma urgente ante la necesidad de lograr liquidez que le dé más tiempo para buscar un socio que inyecte fondos a su filial de infraestructuras, una tarea que ha encargado a los bancos de inversión Rothschild y Alantra, dijo otra fuente conocedora de las negociaciones del grupo.

Santander ha venido reduciendo su exposición a Isolux en los últimos meses y de hecho, según una fuente que participa en el proceso, ha vendido la deuda de los tramos B y C, aunque todavía está presente en la financiación del tramo A y tiene riesgo mediante avales y otras fórmulas de préstamos.

En paralelo, el consejo de administración de la compañía ha acordado aplazar la presentación de sus cuentas de 2016 ante la "complejidad" de la formulación de las cifras de 2016. Hasta septiembre y antes de esta reformulación, el grupo anunció una caída de ventas del 31% a 1.085 millones de euros y un Ebitda un 32% inferior en 78 millones. PwC es el auditor de las cuentas de Isolux. 

Más noticias de Economía