Público
Público

El presidente de Iberdrola critica las medidas frenar los precios de la electricidad: "España no es una isla energética"

La eléctrica no descarta trasladar la inflación a los contratos a largo plazo de los clientes si se prolonga en el tiempo su alto nivel.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto en Toledo, en mayo de 2021. E.P./Isabel Infantes
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto en Toledo, en mayo de 2021. Isabel Infantes / EUROPA PRESS

El presidente de la eléctrica Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha vuelto ha criticar este miércoles las medidas adoptadas por los gobiernos de España y Portugal para frenar los precios de la electricidad, y ha afirmado que la solución a la crisis energética europea pasa por una acción coordinada.

España y Portugal, que llevan mucho tiempo argumentando que están aislados del resto del sistema eléctrico europeo, han cerrado esta semana un principio de acuerdo con Bruselas para permitirles limitar el coste del gas para la energía generada en el país, lo que ayudaría a proteger a los consumidores. 

Sin embargo, Galán ha asegurado que España "no es una isla energética" y se ha mostrado en contra de la excepción ibérica acordada con la Comisión Europea para limitar a un precio medio de 50 euros por megavatio hora (MWh) durante los próximos 12 meses el gas natural utilizado para generación eléctrica.

Galán dice que el acuerdo para aplicar una 'excepción ibérica' no tendrá "ningún tipo de impacto" para Iberdrola

En una conferencia con analistas con motivo de la presentación de resultados del primer trimestre de la compañía, Galán ha criticado la decisión de "crear regímenes especiales o excepcionales", como el propuesto para el mercado ibérico, en lugar de "buscar soluciones comunes". En este sentido, ha defendido que la situación de España "no es diferente" a la del resto de Europa, con unos precios de la electricidad spot (mercado mayorista diario) y forward (futuros) "similares o inferiores" a los de otros países europeos.

Además, el presidente de la eléctrica, que negó la existencia de los denominados windfall profits (beneficios caídos del cielo), ha señalado que lo que sí hace diferente a España del resto de Europa es el "diseño erróneo" de su tarifa regulada, que está ligada a la volatilidad de los precios del mercado spot, mientras que en otros países el esquema es diferente (como en Portugal con una cesta de precios a futuro) o directamente no existe.

De todas maneras, Galán estimó que el acuerdo para aplicar una excepción ibérica para topar el precio del gas destinado a la generación de electricidad, a falta de conocer los detalles, no tendrá "ningún tipo de impacto" para Iberdrola. A este respecto, ha apuntado que los márgenes "extraordinarios" están en el gas natural y el petróleo, "no en las eléctricas", apuntando que las empresas dedicadas a oil&gas son las que están mejorando sus beneficios.

Ribera entiende que Galán defienda a sus accionistas pero dice que el Gobierno defiende a los consumidores

El Gobierno ha evitado entrar en polémica con la eléctrica. La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha explicado que el presidente de Iberdrola "defiende los intereses y beneficios de sus accionistas" pero que "al Gobierno lo que le corresponde es defender los intereses de los consumidores españoles".

Ribera ha asegurado no haber escuchado estas declaraciones, pero ha esgrimido que se trata de "una medida excepcional" ante "una ruptura del funcionamiento del mercado eléctrico". Así, ha señalado que el bajo nivel de interconexiones eléctricas en España "explica la mucho menor liquidez" del mercado eléctrico respecto al del resto de países, ya que "los españoles no pueden firmar contratos de suministro con proveedores de terceros países".

Impacto de la inflación

En la conferencia con analistas, Galán ha apuntado también que Iberdrola no descarta que si la presión al alza de la inflación se prolonga en el tiempo, tenga que trasladar la subida de los precios a los contratos a largo plazo de los clientes. El presidente de la eléctrica ha señalado que la compañía cuenta con coberturas para protegerse de la inflación para este ejercicio 2022, así como de las subidas de tipos, con un 80% de su deuda a plazo fijo.

No obstante, ha comentado que si se mantienen a futuro estos niveles de inflación, "se tendrá que reflejar en los futuros precios de los PPAs (contratos a largo plazo) que tengamos que firmar". "Si sigue, aumentará nuestro capex y habrá que transferirlo a los contratos a futuro", ha añadido Galán.

Respecto a la exposición a las importaciones de gas y petróleo de Rusia, Galán ha explicado que para Iberdrola representa "un nivel mínimo", por lo que no prevé "ningún impacto" en costes, ya que, además, se tienen coberturas.

Más noticias de Economía