Público
Público

Récord de estudiantes con discapacidad en la universidad, según la Guía de Fundación Universia

El curso 2020-2021 se ha despedido con un total de 23.851 alumnos con discapacidad matriculados en las universidades españolas. Una cifra récord, según el estudio impulsado por esta institución y Banco Santander.

Estudiante discapacitado
Estudiante.

La "Guía de Atención a las personas con Discapacidad en la Universidad 2020", publicada recientemente por Fundación Universia, muestra datos esperanzadores: los estudiantes con discapacidad matriculados en universidades españolas aumentaron en 1.033 personas el pasado curso, un 4,5% más que el año anterior. A pesar de que esta cifra no supone un crecimiento respecto al total de estudiantes del sistema universitario (se mantiene en el 1,4%), la tendencia al alza de los últimos tres años tras varios de descenso representa un nuevo avance en el camino hacia la inclusión.

En total, 23.851 alumnos con discapacidad han estudiado en las universidades españolas durante el curso académico 2020-2021. Una cifra récord, según la Guía de Atención a las Personas con Discapacidad en la Universidad 2020. Este estudio anual, que cumple su 13ª edición, recoge todos los servicios, becas y medidas de accesibilidad que ofrecen las universidades españolas.

Gráfico
Gráfico.

La publicación detalla por primera vez las universidades españolas que cuentan con apoyo a estudiantes con necesidades educativas especiales (altas capacidades, dislexia, TDAH, etc) y proyectos de I+D aplicados a la inclusión, además de facilitar información sobre orientación académica y laboral, becas y ayudas, voluntariado, empleo y prácticas profesionales para estudiantes con discapacidad. Para ello, cuenta con la colaboración de 70 universidades españolas.

La guía incluye también los contactos de las áreas responsables del apoyo a las personas con discapacidad de las universidades y los servicios que ofrece cada una de ellas, con el fin de "ofrecer información y recursos que faciliten que el acceso a la universidad sea responsable con la diversidad, inclusivo y de calidad, en cuanto a criterios de accesibilidad para las personas con discapacidad", señala Fundación Universia.

Las becas como palanca para la diversidad, la inclusión y la equidad

Fundación Universia, que tiene el apoyo de Banco Santander para el desarrollo de sus actividades, lanzó en 2007 su primer programa de becas para estudiantes con discapacidad. Desde entonces, ha destinado más de 3 millones de euros y ha resuelto cerca de 2.200 becas.

El objetivo del programa, que acaba de cerrar la 16ª edición, es impulsar la empleabilidad de estos estudiantes y mejorar su acceso, progreso académico y movilidad en igualdad de oportunidades. Detrás de estas becas hay historias personales de superación y progreso. Es el caso de Bea, con una enfermedad neuromuscular que hace que tenga poca fuerza, lo que la dificulta coger un libro o quitarse la chaqueta. Aunque esto no representa para ella una limitación a la hora de estudiar, sí conlleva algunas dificultades para ir presencialmente a la universidad. Bea siempre tuvo claro que quería seguir estudiando y contó con el apoyo de la Universidad Pompeu Fabra, que le facilitó mobiliario avanzado y más tiempo para los exámenes.

Pero las principales dificultades aún quedaban en el aire, como el desplazamiento desde Calella, su lugar de residencia a 50 km de Barcelona. Tuvo que ir a vivir a un piso compartido de estudiantes con un asistente personal. Meses antes de empezar el grado conoció las becas de Fundación Universia, con las que ha contado cada año del grado y del máster, y ahora incluso en el doctorado. "Estas becas suponen una ayuda económica muy importante, pero también una motivación. El hecho de que me la hayan dado cada año significa que lo estás haciendo bien. Que sigas", señala Bea, que tras cursar Biología Humana y un máster en Análisis de Datos Ósmicos, quiere dirigir su carrera hacia el ámbito de la bioinformática y prepara el doctorado.

Fundación Universia, impulsada por Universia con el mecenazgo de Banco Santander, es una entidad privada sin ánimo de lucro que desde hace 15 años centra su actividad en la mejora de la empleabilidad, desde una perspectiva de diversidad y equidad, y en la creación de ecosistemas colaborativos universitarios en ámbitos digitales y de emprendimiento. Esta fundación colabora con los Servicios de Atención a las Personas con Discapacidad en las universidades españolas desde el año 2007, a través de diferentes programas para promover el acceso, el progreso y la movilidad internacional de los estudiantes universitarios con discapacidad de manera inclusiva.

Más noticias de Economía