Público
Público

Santander apoya la iniciativa de López Obrador para ayudar a un millón de pequeños negocios en México

El banco pone a disposición del gobierno azteca la experiencia de Tuiio, el programa de inclusión financiera que desarrolla la entidad en este país, para canalizar parte de la inversión destinada a apoyar a los sectores más azotados por el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Ana Botín, durante su visita a México el pasado mes de noviembre, donde el banco cuenta con un importante programa de microcréditos para ayudar a los colectivos más vulnerables.
Ana Botín, durante su visita a México el pasado mes de noviembre, donde el banco cuenta con un importante programa de microcréditos para ayudar a los colectivos más vulnerables.

CONTENIDO PATROCINADO

"Muchas personas y empresas van a necesitar ayuda por la situación derivada de la crisis sanitaria. En México, en España y en todo el mundo, la mejor manera de hacerlo es colaborando entre países y también entre el sector público y privado. Esta iniciativa es un buen ejemplo", señala Ana Botín, presidenta de Banco Santander, el pasado 11 de abril en su perfil de twitter.

Santander es uno de los tres bancos que apoyará al gobierno federal presidido por Andrés Manuel López Obrador a poner en marcha la entrega de un millón de créditos a pequeños empresarios como parte del plan de reactivación económica ante la emergencia sanitaria y el impacto económico desatado por el Covid-19. Según la última estimación del gobierno mexicano, la caída del PIB este año estará en torno al 4%. El programa de ayudas arrancará a comienzos de mayo y se espera que esté finalizado en la primera semana. "El mecanismo es sencillo. No hay garantía para estos créditos, la garantía es la palabra", señaló López Obrador, y añadió que se ha hecho un padrón casa por casa para conocer las necesidades de la población más afectada.

El banco español ha destinado un equipo de trabajo para coordinar con la autoridad todos los elementos operativos, regulatorios y técnicos. "Con base en el listado de beneficiarios que determinará el gobierno, Santander México dará a conocer próximamente los detalles de un esquema eficiente y sencillo para la canalización de estos recursos", explica Santander en un comunicado. "La entidad atenderá las características que en su momento defina con detalle el Gobierno Federal para este programa, como son el modelo de un crédito simple, la tasa establecida, el monto de 25 mil pesos por crédito y su ágil dispersión; en ese contexto, el banco se ha comprometido a no cobrar comisión alguna al beneficiario por la canalización de estos créditos". 

Para apoyar este plan de ayuda, Santander cuenta con la experiencia de Tuiio, uno de los proyectos de mayor éxito y esperanza para la inclusión financiera de las clases desfavorecidas en México. Lanzado en 2017, ofrece una amplia gama de productos y servicios diseñados especialmente para poblaciones de bajos ingresos y baja bancarización, desde cursos de educación financiera, tecnología y emprendimiento hasta préstamos a medida, productos de ahorro y seguros.

Detrás de este proyecto hay historias reales en las que las buenas ideas se materializan con el apoyo de los denominados microcréditos. Un pequeño préstamo que permite dar el empujón para poner en marcha iniciativas comerciales de personas con escasa capacidad económica y combatir así la pobreza en la que se encuentran. Una tienda de alimentación, un salón de belleza, comida por encargo, venta de artesanía local…El caso de Patricia Santos es un buen ejemplo. Esta emprendedora comenzó vendiendo tacos en la puerta de su casa y fabricando y vendiendo cerámica por internet. En 2018 creó su propio negocio de elaboración de comidas, con la ayuda de un préstamo de 5.000 pesos de Tuiio. Desde entonces, su empresa, La Magia del Sabor, ha crecido y hoy prepara banquetes para más de 300 personas. "En Tuiio nos dieron talleres para aprender a manejar un recurso que teníamos en las manos", cuenta Patricia en una charla sobre su experiencia en la Bolsa de México. "Aprendimos a hacer pagos a través de la banca electrónica y a usar una app, que era así como "¡Ay! ¡Y si le pico mal y se va el dinero a donde no se debe ir!" Pero aprendimos a hacerlo... También pinto cerámica y la estoy vendiendo por mercado libre, me caen los pagos a la tarjeta y mi producto llega a personas que jamás pensé iba a llegar.... Agradezco infinitamente a Tuiio esa confianza que puso en nosotros".

Además de México, el banco también ofrece líneas de microcréditos en Brasil (donde el programa Prospera ha sido clave para que Santander sea elegida como una de las diez principales empresas que más cambian el mundo), Argentina, Chile, Uruguay o El Salvador. Una actividad que Ana Botín describe como "banca responsable en acción: ayudar a que las personas puedan hacer realidad sus sueños, apoyar la creación de nuevos puestos de trabajo y nuevas oportunidades, y de esta manera compartir beneficios del crecimiento económico".

Al cierre de 2019, Santander mantenía en Latinoamérica un saldo de crédito vivo a microemprendedores de 277 millones de euros. Pero también en países desarrollados, como Estados Unidos, Santander tiene el compromiso de ayudar a las poblaciones con escasa bancarización a través del proyecto "Comunidades Inclusivas". De hecho, la entidad se ha comprometido a destinar 11.000 millones de dólares entre 2017 y 2021 a lo largo de los ocho estados del noreste del país donde tiene presencia.  

Programas de ayuda de Santander México

Además de apoyar las medidas del Gobierno federal mexicano, Banco Santander está adoptando programas de contingencia para apoyar el impacto tanto sanitario como social y económico de la pandemia. Algunas son comunes para todos los mercados en los que opera el grupo: líneas de crédito específicas para pymes y empresas; aplazamientos de pago para particulares (hipotecas, préstamos al consumo) y empresas; posibilidad de aumentar los límites de las tarjetas de crédito y los descubiertos; o apoyo proactivo a clientes vulnerables y ayuda en contact centres para todos los clientes, entre otras. Pero también ha activado iniciativas que se ajustan a las necesidades del mercado local, como en el caso de México: moratoria en préstamos, tarjetas de crédito e hipotecas por hasta cuatro meses; financiación sin intereses por hasta tres meses de las compras realizadas en supermercados online  y entre 5 y 10 meses en las compras en farmacias, laboratorios y hospitales; dotación mínima de personal en las sucursales (un máximo de 10 personas en la oficina) o becas de formación a profesores y jóvenes con programa #YoMeQuedoEnCasa.

Santander es uno de los principales bancos del país, con más de 18 millones de clientes, 1.402 sucursales y oficinas, y 19.975 empleados. Durante la última visita de Botín a México, el pasado mes de noviembre, la presidenta de Banco Santander reiteró su apuesta por el país y, tras su encuentro con López Obrador, señaló: "Tenemos gran confianza en México y los mexicanos, y ante la situación compleja global y los propios retos internos, queremos decir a las autoridades, a nuestros equipos, clientes y a las comunidades: aquí estamos".

Más noticias de Economía