Público
Público

El Santander dejará de remunerar la cuenta 1,2,3 en enero y cesa su comercialización

A cambio, los clientes de este producto, lanzado en mayo de 2015, dejarán de pagar por las tarjetas y el mantenimiento de la cuenta, siempre que cumplan una serie de condiciones de vinculación.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Publicidad de la 'Cuenta 1,2,3' en una oficina de Banco Santander. P.E.

El Banco Santander dejará de remunerar la Cuenta 1|2|3, uno de sus productos estrella en banca retail de los últimos años, a partir del 1 de enero de 2020, debido al entorno de tipos de interés negativos, que tiene visos de prolongarse ante la desaceleración de la economía.

Así lo han informado fuentes de la red comercial de la entidad, que a cambio de esta medida, dejará de cobrar a los clientes de este producto por las tarjetas y el mantenimiento de la cuenta, siempre que cumplan una serie de condiciones de vinculación.

De este modo, los titulares de la Cuenta 1|2|3, producto lanzado en mayo de 2015, dejarán a partir de enero del próximo año de percibir la remuneración del 3% para los primeros 1.000 euros de saldo que mantuvieran, así como la devolución de entre el 1% y el 3% de los recibos domiciliados, a lo que se unía el regalo de una acción de Banco Santander como obsequio de bienvenida.

A cambio de estas ventajas, los clientes de la cuenta debían abonar una comisión de mantenimiento de 3 euros al mes, así como un cargo de 3 euros más al mes por el pack de tarjetas 123. Al dejar de remunerar esta cuenta, el Santander ha decidido no cobrar estas comisiones, siempre que el cliente tenga domiciliada su nómina o pensión y 3 recibos, además de usar la tarjeta de crédito una vez al trimestre.

La política ultraexpansiva del BCE y de tipos de depósito en negativo ha llevado a la entidad que preside Ana Botín a dejar de comercializar la Cuenta 1|2|3, de modo que los clientes que quieran abrir una cuenta en la entidad deberán optar o bien por la cuenta Zero, la Mini, la Smart o la destinada a los clientes profesionales.

La progresiva reducción de las ventajas de la Cuenta 1|2|3 que ha ido aplicando la entidad debido al negativo contexto de tipos ha llevado a que muchos clientes dejaran de contratar este producto en los últimos meses.

De su lado, la principal ventaja de la cuenta Zero es que no cobra comisiones por los conceptos y operaciones más habituales (mantenimiento, administración, transferencias, etc) y que permite a los clientes disponer de una tarjeta de débito de forma gratuita. Eso sí, si se quiere disponer de una tarjeta de crédito hay que pagar una comisión de 3 euros al mes, todo ello sujeto a unas condiciones de vinculación con la entidad.

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ya avanzó en la rueda de prensa de presentación de resultados, celebrada ayer, que el coste de los depósitos de la entidad era un 0,13% superior al de la competencia, por lo que dejó entrever que el banco disponía de recorrido para bajar la remuneración de los depósitos, algo que ocurrirá a partir de enero en la Cuenta 1|2|3.

"Tenemos más potencial que nuestros competidores para ajustar nuesdtra oferta, de entre 8 o incluso 10 puntos básicos", señaló Álvarez.