Público
Público

La UCO halla correos internos de Iberdrola que apuntan a que infló el precio de la luz

Un informe de la Guardia Civil recoge que no había ningún motivo para que Iberdrola elevara el coste de su energía hidráulica en 2013, hecho por el que está en proceso penal acusado de delito contra el mercado y los consumidores.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5

Torre Iberdrola, en Bilbao.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil descubrió en las oficinas de Iberdrola correos electrónicos, comunicaciones internas y archivos de Excel que parecen confirmar que la eléctrica infló el precio de la electricidad durante la etapa del otoño de 2013, tal y como se le acusa en una causa que instruye el Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional.

El informe señala que la compañía produjo menos energía hidráulica de la que tenía programada. Es decir, habría reducido la capacidad de sus centrales hidroeléctricas para incrementar el coste de su producción hidráulica que terminó siendo rechazada por el mercado; mientras que, sus plantas de ciclo combinado, que producen a un coste mucho más alto, siguieron enganchadas al sistema y facturando, informa El Confidencial

El documento recoge que no había ningún motivo para que Iberdrola elevara el coste de su energía hidráulica entre el 30 de noviembre y el 23 diciembre de 2013, los días en los que se centran la causa. Los embalses de la cuenca de Sil, Duero y Tajo (los tres centros de producción bajo sospecha) almacenaban más agua esos días que en el mismo periodo de 2011 y 2012. 

Sin embargo, a pesar de tener más materia prima que en años anteriores, 2013 fue considerado uno de los años más húmedos de la historia reciente, la eléctrica situó por debajo de lo habitual su capacidad de producción de energía hidráulica y elevó así el precio de su oferta.

Al producirse un precio desorbitado de la electricidad, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le abrió expediente. El organismo resolvió en noviembre de 2015 que Iberdrola obtuvo un beneficio de 21,5 millones de euros y provocó un impacto negativo de otros 105 millones en 2013.

Aunque el proceso se cerró con una sanción de 25 millones que la eléctrica ha recurrido por la vía de lo contencioso, se inició un proceso penal por un presunto delito contra el mercado y los consumidores. 

Iberdrola alega que el precio subió porque su producible era bajo. Para calcular el producible se tiene en cuenta las previsiones de lluvia. Según Iberdrola, este era menor de lo normal porque aunque los embalses estaban rebosantes en diciembre de 2013, sus previsiones indicaban que no habría próximas precipitaciones.

Pero tras el nuevo informe, la UCO no encuentra una explicación lógica que justifique el recorte de energía hidráulica disponible que aplicó Iberdrola en 2013. Aún así, Iberdrola niega "rotundamente" haber realizado cualquier manipulación fraudulenta de los precios.

El incremento se produjo en las semanas previas a la subasta de electricidad del 19 de diciembre de 2013, en la que se debía fijar la tarifa para el primer trimestre de 2014. La CNMC decidió anularla después de que el precio se cerrara con una subida del 26% con respecto al marcado tres meses antes.