Público
Público

ERE Vodafone Vodafone apenas rebaja la cifra de despidos en su propuesta final de ERE

En un primer momento, la empresa había anunciado que afectaría a 1.200 empleados. Ahora sitúa esa cifra en un máximo de 1.102 afectados, un 21% de la plantilla.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El logo de Vodafone en su sede en Madrid. REUTERS/Andrea Comas

Vodafone España ha presentado su última propuesta a los representantes de los trabajadores en la mesa negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), en la que rebaja a un máximo de 1.102 (un 21% de la plantilla) los trabajadores afectados por este procedimiento y acepta que sea un proceso totalmente voluntario. En un principio había anunciado que serían 1.200 afectados, (un 23%).

En concreto, la operadora cifra los trabajadores afectados por el ERE en un máximo de 1.000 para 2019 (198 menos que en la propuesta inicial), a los que se podrían sumarse voluntariamente y de manera excepcional aquellos empleados que durante 2020 cumplan 55 años y tengan 10 o más años de antigüedad, colectivo formado por un máximo de 102 trabajadores.

En caso de no alcanzarse un acuerdo, aplicaría las primeras condiciones, es decir, 1200 despidos forzosos

Asimismo, Vodafone asegura en su propuesta final que admitirá el total de las solicitudes voluntarias de adhesión al ERE, hasta el límite del número de posiciones finalmente afectadas a nivel de división, y con derecho de veto por parte del grupo. El plazo para la adscripción voluntaria se iniciará el 25 de febrero y se cerrará el 4 de marzo y, en caso de no alcanzarse los 1.000 voluntarios, se recurrirá a despidos forzosos.

La primera propuesta de la empresa no contemplaba la posibilidad de que existieran salidas voluntarias, una de las medidas más reclamadas por los sindicatos. En su anterior propuesta, presentada la pasada semana, Vodafone España admitía una voluntariedad máxima del 30% en cada área organizativa con una capacidad de veto del 10%.

Por otro lado, la empresa modificado las indemnizaciones establecidas para los afectados. Frente a la anterior propuesta, que planteaba 50 días de salario por año de trabajo con un máximo de 30 mensualidades, ahora ofrece 50 días de salario por año de servicio pero con un máximo de 33 mensualidades.

Adicionalmente, a los empleados con un salario fijo igual o inferior a 28.000 euros brutos anuales que tengan al menos cinco o más años de antigüedad se les ofrecerá un complemento a su indemnización de 6.000 euros brutos, si bien la suma de este complemento más la indemnización no podrá superar el máximo de 33 mensualidades.

Asimismo, se incluye una cláusula de no competencia que retendrá tres mensualidades de la indemnización que serán devueltos a los voluntarios a lo largo de seis meses, siempre y cuando éstos no comiencen a trabajar para las empresas definidas como concurrentes.

Plan de prejubilaciones

En lo referente al plan de rentas (prejubilaciones), la dirección ha situado finalmente la edad a la que se puede optar en los 55 o más años y con diez o más años de antigüedad. Se establece, como complemento a las prestaciones contributivas por desempleo, una renta bruta mensual que, junto a dichas prestaciones, alcancen el 85% del salario fijo neto más el 50% del variable.

Aquellos empleados a los que se les aplique el plan de rentas, no tendrán derecho a indemnización

Los trabajadores que durante 2020 cumplan 55 años, con 10 o más años de antigüedad, que decidan voluntariamente adherirse al despido colectivo (un máximo de 102 personas), se incluirán en este plan de rentas. No obstante, aclara que todos aquellos empleados a los que se les aplique el plan de rentas, no tendrán derecho a indemnización.

Por otro lado, el grupo se compromete a no acometer ningún otro despido colectivo hasta el 31 de marzo de 2021, un año más de lo que recogía la anterior propuesta, así como a no adoptar ninguna movilidad geográfica unilateral (individual o colectiva) hasta al 31 de marzo de 2020.

Además, la empresa propone un plan de recolocación gestionado por la empresa Lee Hecht Harrison para los empleados afectados hasta alcanzar el 80% de la recolocación total, así como un programa de emprendimiento para los trabajadores afectados forzosamente mayores de 45 años.

Consulta a los trabajadores

Sindicatos y empresa volverán a reunirse el próximo viernes 22 de enero para firmar el acta final del proceso, haya o no acuerdo entre las partes. La dirección de la compañía ha afirmado en la mesa, que, en caso de no alcanzarse un acuerdo, aplicaría las condiciones de inicio de esta negociación, es decir, 1200 despidos forzosos y 32 días por año trabajado hasta 20 mensualidades.

Fuentes de UGT han explicado que someterán a asamblea la oferta final realizada por la empresa, que consideran "menos mala de lo que podrían esperar" y mejora las condiciones del anterior ERE. La formación ve probable que los afiliados respalden esta propuesta ante la dificultad de lograr la nulidad de un despido por vía judicial.

Por su parte, STC ha informado de que también realizarán asambleas en todos los centros de trabajo para resolver todas las dudas e inquietudes de los empleados y el jueves celebrará un referéndum vinculante nacional dentro de la organización en Vodafone para que se decida directamente si aceptan el acuerdo o no.

La formación sindical asegura que ha sido "una negociación difícil", en la que no se han conseguido muchas de las reivindicaciones que ha defendido en la Mesa de Negociación. "Ahora debemos decidir sobre la propuesta final que realiza la dirección, después de este duro proceso de negociación", agrega.

CCOO también someterá a votación entre sus afiliados si firman o no el acuerdo sobre el ERE y ha lamentado que, debido a la falta de acuerdo de los otros sindicatos, no se pueda hacer un referéndum vinculante para consultar a toda la plantilla la aceptación de la última propuesta.

Más noticias de Economía