Público
Público

El 15-M llama a cerrar de forma masiva las cuentas en Bankia

Los indignados rechazan la intervención estatal de una entidad que, dicen, "especula" con el derecho a la vivienda y "desahucia a cientos de personas cada mes"

ELENA HERRERA

Estaban indignados con sus "malas prácticas", su "rechazo a las peticiones de dación en pago" de personas desahuciadas de sus casas o la manera de la que se han "lucrado" con lo que denominan el "fraude hipotecario". El anuncio de su nacionalización ha sido la gota que ha colmando el vaso. Por ello, integrantes del Movimiento 15-M llaman a bloquear de forma "simbólica" la sede central de Bankia en Madrid. Y lo harán el próximo lunes 14 de marzo, en plena celebración de las acciones que conmemoran un año de protestas. 

Proponen a la ciudadanía que acuda de forma masiva a las oficinas centrales del banco en la capital y procedan allí a cerrar sus cuentas corrientes, presentar peticiones de dación en pago o reclamar los intereses "por el fraude del Euribor". En ese mismo encuentro llaman además a llevar a cabo una "destrucción simbólica de cartillas" con la que exigirán el "cese del expolio bancario". 

Daniel Martínez, que colabora en la Oficina del Vivienda que surgió de las manifestaciones del pasado 15 de octubre, considera que es el momento apropiado para "visibilizar" con casos personales de afectados las "malas prácticas" que, a su juicio, lleva a cabo esta entidad. De hecho, según datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), más del 50% de los desahucios ejecutados en Madrid corresponden a personas que habían contratado sus hipotecas en Bankia.

"Animamos a los clientes de Bankia a que, en el marco de esta acción, presenten una reclamación en la central explicando los motivos por los que han cerrado su cuenta o dejen constancia de que lo harán si la entidad no se compromete a llegar a un acuerdo con los afectados", afirman en su página web

Asimismo, los indignados consideran "denunciable" que "en pleno torbellino de medidas de recortes y austeridad", el Gobierno opte por la inyección de dinero público en entidades que, denuncian, "lejos de facilitar el derecho a la vivienda digna especulan con él dejando a cientos de personas en la calle cada mes". 

Más noticias de Política y Sociedad