Público
Público

400 consoladores para vibrar

Una discoteca valenciana organiza una fiesta erótica y regala vibradores a las primeras chicas que compren la entrada. Las feministas se ponen en pie de guerra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'400 premios de consolación: Vas a vibrar...'. Así es como los flyers de la Discoteca Cuoma de Mislata en Valencia promocionan su segunda 'fiesta erótica'.

Cada semana esta sala valenciana programa una sesión temática con decorados y actuaciones en directo: se han vestido desde coloridos tejidos Bollywoodienses hasta pantalones acampanados y pelucas afro, propios de las discotecas de los años 80. Ahora, toca contonearse con consoladores. Y es que este viernes se van a repartir 400 de estos juguetes a las primeras chicas que compren la entrada. Los chicos, sin embargo, tendrán que conformarse con un lote de preservativos. 

'No estamos usando el sexo como reclamo para llenar el local', asegura Javier García, gerente de la sala. 'Se trata simplemente de festejar la sensualidad, que no es lo mismo que la sexualidad. Además, no es para nada una fiesta sexista'. Insiste en esto último varias veces a lo largo de la entrevista, pues ya son varios los colectivos que se han posicionado en contra.

'La muñeca hinchable es el único juguete erótico que existe para los chicos. Pero regalarlas es de muy mal gusto'. Por eso, asegura, optan por los preservativos. 

'No hace falta que la mujer vaya a una discoteca para que la regalen un vibrador'

Desde la Federación de Mujeres Jóvenes de Valencia 'Las Moiras', se cree que esto no es más que un paso hacia atrás en el camino de la igualdad. 'El hecho de que los dueños de las discotecas piensen que regalando vibradores van a atraer al público femenino, y así asegurarse la venta de entradas del masculino, es la eterna reproducción de los roles patriarcales: mujer es igual a producto y hombre, igual a comprador'.

Además, apuntan que la mujer está lo suficientemente liberada en el siglo XXI como para tener la necesidad de acudir a una discoteca para llevarse gratis un vibrador. Aseguran que se trata de sexismo puro y duro disfrazado de erotismo.

¿Por qué consoladores y no, por ejemplo, cremas aceleradoras de orgasmos que pueden ser utilizados por cualquiera, independientemente del sexo? Javier García responde que los dildos 'están mucho más aceptados en nuestra sociedad'.

El colectivo de mujeres es contundente. Se trata, una vez más, de intentar captar clientes recurriendo al morbo que suscita la masturbación femenina. Critican, por otro lado, que sólo preocupe la seguridad de las relaciones sexuales masculinas: '¿qué pasa, que las mujeres sólo damos placer y los hombres seguridad?'

Las feministas lanzan una recomendación final: 'Para todas las que estéis pensando en ir, mirad con lupa la calidad de los vibradores'. La sala asegura que están homologados y que, además, no se trata de un juguete cualquiera: es, nada más y nada menos, el modelo que ahora mismo está triunfando en toda Europa...

¿Vibrará Valencia?

Más noticias en Política y Sociedad