Público
Público

56 detenidos en España en un operativo internacional contra el tráfico de personas

El balance final de la operación, desarrollada entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre en 32 países de tres continentes,  arroja en España, además de los detenidos, la cifra de 97 inmigrantes en situación irregular detectados y 29 víctimas de trata identificadas.

Coche de la Policía Nacional /Archivo
Coche de la Policía Nacional /Archivo. EFE

Agencia EFE

La Policía Nacional ha detenido a 56 personas y ha identificado a 29 víctimas de trata con fines de explotación sexual en el marco de una operación internacional contra el tráfico ilícito de personas que se ha desarrollado en 32 países de tres continentes y en la que también se han detectado redes de introducción de inmigración ilegal.

En la Operación Turquesa II, desarrollada entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre, se ha detenido a un total de 204 persona en varios países, se han identificado a 95 víctimas de trata de seres humanos y se ha detectado a 3.526 migrantes en situación irregular.

La Oficina Central Nacional de Interpol de la División de Cooperación Internacional de Policía Nacional ha coordinado el dispositivo en España, donde se han desarticulado tres grupos organizados dedicados al tráfico y trata de seres humanos con fines de explotación sexual cuyas víctimas eran originarias de Nigeria, República de Guinea y Paraguay.

Además, uno de los operativos se ha desarrollado en puestos fronterizos donde se establecieron controles con la misión de detectar inmigrantes irregulares y averiguar las rutas de tráfico utilizadas por los grupos criminales.

En concreto, se han establecido en los puestos fronterizos marítimos de Bilbao, Santander y Algeciras (Cádiz), en los pasos fronterizos de Irún (Guipúzcoa), La Junquera (Girona) y la Línea de la Concepción (Cádiz) y en la estación de transportes de Figueras (Girona), éste último relativo a los pasajeros procedentes de Francia, según informa la Dirección General de la Policía.

También se reforzó el control de los vuelos considerados de mayor incidencia en inmigración ilegal y para ello se establecieron dos puestos en los Aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat integrados por agentes de la Policía Nacional especializados en la lucha contra el tráfico y trata de personas.

A pesar de la situación de pandemia y la consecuente reducción de tráfico aéreo, más de 70 vuelos fueron monitoreados con cerca de 20.000 consultas realizadas a las bases de datos de Interpol.

El balance final de la operación en España arroja la cifra de 97 inmigrantes en situación irregular detectados, 29 víctimas de trata identificadas y 56 detenidos.

Además, la operación ha permitido la recogida de información para la elaboración de inteligencia y la apertura de nuevas investigaciones relacionadas con la trata y tráfico de personas a nivel internacional. 

Más noticias de Política y Sociedad