Público
Público

Aguirre dice ahora que querían 'okupar' su casa

Dos jóvenes con bufandas del Madrid entraron en el portal de su edificio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lejos de bajar la tensión sobre el incidente ocurrido la noche del martes en las inmediaciones de su domicilio cuando un par de jóvenes patearon la puerta de su portal y se colaron en el patio de vecinos, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha redoblado sus críticas y exigencias a Interior. Y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que los jóvenes estuviesen planeando ocupar su domicilio, como ha pasado recientemente con un hoteldeshabitado de la capital.

Según ha anunciado Esperanza Aguirre en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha remitido una carta al ministro Antonio Camacho para recordarle que es el máximo responsable de que, casi 36 horas después de que asaltaran su domicilio, la Policía aún no les hubiera tomado declaraciones.

No obstante, fuentes de la Jefatura Superior de Policía ha asegurado a Público que los agentes que acudieron al lugar de los hechos redactaron el atestado para remitirlo al juzgado de guardia. Y que no hubo arresto porque, según la legislación, la entrada a una zona común de un edificio residencia, incluso con fuerza, es una falta y no un delito.

'Qué mejor que okupar' mi casa, sería portada del 'New York Times'', asegura

Declarándose 'indignada' como ciudadana y como 'máxima autoridad del Estado en la Comunidad de Madrid' por la actuación que ha tenido la Policía y el Ministerio del Interior, Aguirre ha dicho poseer copia de la cinta de las cámaras de seguridad instaladas en la fachada de su casa que está vigilada por dos agentes de la Guardia Civil. En esta, según su versión, se observa con claridad cómo uno de los dos asaltantes camina por la acera frente a su portal y, repentinamente, 'da un giro de 180 grados para propinar una patada de karateca' a la puerta y romper la cerradura, según informa Efe.

También ha señalado la presidenta que posee copia del atestado policial donde se reconoce 'que lo más grave es que ni siquiera se les haya formulado (a los asaltantes) una sola pregunta' para conocer sus intenciones y que encima se califique de 'hecho de menor entidad' lo sucedido en el domicilio de una autoridad pública.

Según ha sostenido Aguirre, esos dos sujetos no estaban protagonizando una 'gamberrada ni estaban borrachos' cuando entraron en el patio de su casa, como dijo que pretende hacerse ver, y reiteró sus sospechas de que los asaltantes podrían haber 'tuiteado' desde allí 'hasta a 30 personas' con la intención de ocupar todos juntos su domicilio. 'Qué mejor que okupar mi casa, eso sería portada del New York Times', ha añadido tras citar que ahora 'está de moda' okupar.

Afirma sentirse 'indignada como ciudadana' y como 'autoridad'

Público ha informado de que los 'okupas' de los que habló Aguirre llevaban, además de una bufanda del Madrid, una mochila con dos entradas del partido que el club había disputado en el Bernabéu. Su aliento, según las fuentes consultadas, olía a alcohol.

La presidenta, que ha vuelto a insistir en la 'indefensión' de los ciudadanos en materia de seguridad, ha sostenido que los dos asaltantes podrían haber sido acusados de delitos de allanamiento de morada y tentativa de atentado a la autoridad, ya que, aunque no pasaron del patio de vecinos, según ella, no se introdujeron en un domicilio cualquiera, sino en el de una presidenta autonómica.

La también presidenta del PP de Madrid, que ha asegurado que 'media España' sabe dónde vive, se ha preguntado lo que habría sucedido 'si, en lugar de dos, vienen ocho indignados' y entran 'a patadas a su casa' y si encima 'llaman a otros 25 y se organiza una ensalada de tiros'.

'A diferencia del caso Bono, aquí no han podido cambiar el atestado porque lo tengo yo desde las 9.00 de la mañana de ayer', ha apuntado la presidenta.

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, uno de los principales rivales internos que tiene Aguirre dentro del PP, se ha puesto del lado de la presidenta y ha asumido gran parte de sus tesis sobre este suceso.

La mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón también cree, como la propia presidenta, que la Policía debió interrogar a las dos personas que entraron en el edificio donde vive.

Preguntado al respecto en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, el vicealcalde ha respondido que, 'desde el máximo respeto a cualquier otra decisión y sin conocer, como conoce ella, el fondo del asunto', el interrogatorio de esas personas 'es un elemento absolutamente necesario'. Además, ha mostrado la solidaridad de todo el Gobierno municipal con Aguirre.

Más noticias en Política y Sociedad