Público
Público

Aguirre respalda al viceconsejero imputado en el caso ‘Guateque’

El juez mantiene a Armada imputado, pero no le impone medidas cautelares

LUIS CALVO

El Gobierno de Esperanza Aguirre volvió a ligar ayer su credibilidad a la del viceconsejero de transportes, Luis Armada, imputado en el marco de la "Operación Guateque". Tanto la presidenta como sus consejeros cerraron filas en torno a Luis Armada el día que era interrogado por el juez Santiago Torres.

Igual que había hecho unos días antes, Aguirre se reafirmó en su apoyo al político de forma gráfica: "Pongo la mano en el fuego". Despejó, en cambio, balones lejos de casa. A pesar de su confianza en Armada, por si acaso, la presidenta de la Comunidad de Madrid (CAM) recalcó que la imputación "es consecuencia de su cargo anterior como gerente de urbanismo. Nada tiene que ver con la Comunidad de Madrid".

No fue, sin embargo, ningún concejal quien acompañó hasta los juzgados al viceconsejero. Junto a él apareció por la mañana el secretario general del PP madrileño y consejero de Presidencia e Interior de la CAM. Extendió la oferta de Aguirre al PP y el gobierno autonómico en pleno: "Ponen la mano en el fuego".

Dos denuncias

Frente al juez, Armada defendió la "tramitación impecable" de todas y cada una de las 36.000 licencias otorgadas en su época de gerente. Según explicó al salir del juzgado, Santiago Torres le interrogó por dos denuncias. La primera, interpuesta por Manos Limpias en 1999, es relativa al hotel Confortel, situado en las avenidad Pio XII.

La segunda tiene que ver con unas obras en su domicilio. Armada negó que existiera nada delictivo en ninguna de ellas. Además, tanto el viceconsejero como su abogado, Francisco Hernando, insistieron en negar que los hechos tuvieran nada que ver con la operación Guateque. Su expediente, sin embargo, consta dentro de las diligencias abiertas por dicha operación.

Hernando restó importancia a la causa de su cliente. "Es un puro disparate", aseguró, "lo tienen que archivar ya". Hernando aseguró que habían aportado la documentación necesaria para probar que las licencias se habían "ajustado absolutamente a la normativa administrativa".
Tras oír la declaración, el juez dejó marchar a Armada sin ningún tipo de medida cautelar. Conservará, eso sí, la condición de imputado hasta el final de la instrucción. Será entonces cuando el juez decida sobreseer la causa o acusar formalmente a los imputados. Según sea su decisión el gobierno de la comunidad en pleno, Aguirre incluida, se quemará o no la mano.

Más noticias de Política y Sociedad