Público
Público

Artur Mas acordó con ICV y ERC darse hasta verano de 2013 para negociar el pacto fiscal

"Lo ideal para los tres partidos que lo aprobamos era negociar cuanto antes, pero nos dimos este margen", revela el cabeza de lista de CiU en el debate electoral de TV3. Los candidatos fueron recibidos con protestas de un grupo de trabajadore

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president catalán y candidato de CiU, Artur Mas, reveló ayer domingo que su partido e ICV y ERC –las fuerzas que dieron apoyo a la propuesta del pacto fiscal en el Parlament en julio–, acordaron 'internamente' darse como límite el verano de 2013 para negociar esta iniciativa con el Gobierno. Mas fue el primero en pedir tomar la palabra en el debate de la televisión pública TV3 para desvelar este acuerdo, un anuncio con el que arrancó el único debate con todos los candidatos a la Generalitat que tienen ahora representación parlamentaria.

'A la señora Alícia Sánchez-Camacho –la candidata del PPC–, le quiero aclarar que los partidos que aprobamos el pacto fiscal nos dimos internamente un margen que acababa en la primavera o verano del año que viene para negociar con el Gobierno español. Fíjese si había ganas de poder negociar, esto no era 'un caixa o faixa' ['un todo o nada'], defendió Mas. Y precisó: 'Lo ideal para los tres partidos que aprobamos el pacto fiscal era negociar cuanto antes, pero nos dimos este margen'.

El candidato de CiU se volvió a referir en el mismo turno de palabra a Sánchez-Camacho, a la que dijo: 'Usted perdone, pero en la reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no estaba. El portazo fue total'. Asimismo, recordó a la cabeza de lista del PP que no fue a la Moncloa a negociar sin flexibilidad y que lo hizo con el apoyo del 74% del Parlament. 

Al inicio del debate, y preguntado por el moderador, Mas señaló que su 'hoja de ruta' soberanista se mantendrá 'siempre y cuando' CiU obtenga 'un resultado claro' en las elecciones.

Por su parte, Sánchez-Camacho recriminó Mas que ya tenía pensado antes de ir a la Moncloa adelantar las elecciones en Catalunya. Por otro lado, el candidato de ICV, Joan Herrera, acusó a Mas de 'luchar contra los pobres y no contra la pobreza', a lo que el president respondió quejándose sobre el tono del debate pues, a su juicio, estaba presidido por el 'populismo' y la 'demagogia'. Los rifirrafes más llamativos los protagonizaron Sánchez–Camacho y el candidtado del PSC, Pere Navarro. 

Una pancarta con el lema 'No a la externalización' dio una tensa bienvenida a los candidatos a su llegada a los estudios de TV3. La primera en toparse con ellos fue la candidata conservadora, Alicia Sánchez-Camacho, quien ha llegado casi una hora y media antes del inicio del debate.

Más noticias en Política y Sociedad