Público
Público

El Ayuntamiento elude cualquier responsabilidad sobre el Madrid Arena

En la primera jornada de la Comisión de Investigación, el Gobierno municipal se centra en defender que hubo una "sobresaturación" negando que el pabellón tuviera deficiencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras solo tres comparecencias en la Comisión de Investigación del Madrid Arena, Gobierno municipal y oposición apuntan ya a explicaciones totalmente divergentes sobre lo ocurrido: exceso de aforo para el primero y deficiencias en el pabellón y en la seguridad, para la segunda.

En la primera sesión de la Comisión, que continua esta tarde, han comparecido el exconsejero delegado de Madrid Espacios y Congresos José Ángel Rivero, el coordinador general de Empleo del Ayuntamiento, Javier Conde, y el director general de Seguridad, Pablo Escudero, aunque los dos últimos sin aportar apenas datos.

Tras escucharlos, el portavoz del PP en la Comisión, Enrique Núñez, en la misma línea que Rivero, ha apuntado a la responsabilidad de los organizadores y de los encargados de la seguridad de la fiesta de Halloween en la que murieron cuatro jóvenes durante una avalancha humana.

En sus intervenciones y en declaraciones a la prensa en un receso, el portavoz conservador ha defendido que la tragedia 'nada tiene que ver con una negligencia desde el punto de vista del edificio' ni con un supuesto 'botellón' en el exterior del pabellón, que ha insistido en que no se ha visto en ninguna imagen.

Núñez ha reiterado que 'lo que hubo fue una sobresaturación de aforo' causada por 'unas personas irresponsables' que 'no han cumplido con lo que contrataron y con lo que se comprometieron con las administraciones'. Además, ha rechazado que el debate se pueda circunscribir a si el pabellón tiene o no licencia, después de que UPyD haya preguntado varias veces, sin obtener respuesta, si es verdad que el edificio tenía licencia de urbanismo pero no de funcionamiento o actividad.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha centrado las causas alrededor de las deficiencias en el pabellón, para lo que ha mencionado un informe municipal de 2010 que planteaba la necesidad de contar con otro acceso a la cota cero en el lado opuesto a la única existente. Lissavetzky ha dejado en el aire una pregunta: si ese otro acceso hubiera existido '¿podría ser que se hubieran salvado las jóvenes que han muerto?'.

Además de incidir en la posible falta de licencia de actividad, el portavoz de UPyD, David Ortega, ha sostenido que 'hay una responsabilidad muy clara del Ayuntamiento de Madrid' por los problemas que presentaba un edificio que, a su juicio, 'no está preparado para acoger conciertos' porque 'no es seguro'.

Para argumentar esta afirmación ha mencionado lo ocurrido en otro concierto en el Madrid Arena, el pasado 9 de junio con Montserrat Caballé y su hija, en el que 'en la media de hora de descanso se formaron cuellos de botella en los pasillos', algo similar a lo ocurrido la madrugada del pasado día 1.

Más noticias en Política y Sociedad