Público
Público
Únete a nosotros

Aznar da lecciones a Obama

Afirma que el presidente de EEUU es ahora "parte del problema más que parte de la solución"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José María Aznar considera que Barack Obama es ahora 'parte del problema más que parte de la solución'. El ex presidente del Gobierno trató de explicarlo en una entrevista en Los desayunos de TVE: 'Él iba a solucionar los problemas y parece ser que la gente no cree que lo vaya a hacer, sino que más bien forma parte de ellos'. Para sostener su afirmación, se apoyó en los últimos datos electorales en Estados Unidos, donde los demócratas han perdido esta semana el histórico escaño en el Senado por Massachusetts, que ocupaban desde 1952.

Este fue el modo en que el presidente de honor del PP hizo ayer balance del primer año del inquilino de la Casa Blanca. Cabe recordar que cuando se produjo su victoria, Aznar la calificó de 'exotismo histórico' y 'previsible desastre económico'.

De Tony Blair prefirió no hacer comentarios. Sólo una aclaración. El ex primer ministro británico debe comparecer el próximo día 29 ante la comisión independiente que investiga la guerra de Irak en Reino Unido. Ante este asunto, Aznar sólo quiso puntualizar que entre España y Gran Bretaña existía 'una diferencia fundamental'. 'Nosotros no envíamos tropas a combatir. España no mandó un solo soldado a ese conflicto. Ni un solo soldado español estuvo ni un solo minuto en Irak sin el mandato de Naciones Unidas', afirmó tajantemente. Y aseguró que lo único que hizo su Gobierno fue conceder 'apoyo político para el derrocamiento de Sadam Hussein'.

Cuando se van a cumplir seis años de la foto de las Azores, con Aznar, George W. Bush y Tony Blair dando el visto bueno a la invasión iraquí no hay lugar para el arrepentimiento. 'No me arrepiento en absoluto de haber contribuido a derrocar a Hussein, a Slodoban Milosevic o al Gobierno talibán en Afganistán', declaró.

A pesar del gran rechazo social que produjo, y de que no existió ninguna resolución del Consejo de Seguridad para justificar la invasión de 2003, Aznar afirmó que ese dato estaba constatado 'oficialmente' por el Gobierno de Zapatero en diversas respuestas parlamentarias. Explicó que en estas se admite que 'evidentemente los soldados españoles estuvieron en una misión de estabilización, amparados por la ONU, junto con otras 50 naciones'. A pesar de la muerte de muchos civiles y los atentados, para el ex presidente del Gobierno la situación está hoy 'mejor' en Irak porque tienen la 'esperanza de convertirse en una democracia'.

Además, Aznar también se refirió a temas internos. Sobre el estado de las autonomías, sostuvo que 'España se está deshilachando'. Y advirtió de que 'la nueva generación de estatutos ha cruzado la línea y rebasado los marcos constitucionales'.

También se detuvo en la crisis. Acusó a Zapatero de 'agravarla' con sus decisiones y pronosticó que España llegará a los cinco millones de parados en 2010. Por eso propuso reformas: 'Una laboral, una fiscal, un paquete de liberalizaciones para que aumente la competitividad y una reducción y control del gasto público'. No quiso pronunciarse sobre el abaratamiento del despido. 'Lo que hay que favorecer es la contratación', señaló.

En lo que se mostró especialmente duro fue en materia antiterrorista. El hoy presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) afirmó que durante su época 'nunca' autorizó una negociación política con la banda terrorista ETA, aunque sí mantuvo contactos.

'Yo nunca organicé gales. Ni faisanes [en referencia a los GAL y al supuesto chivatazo a ETA], nunca he dicho después de un atentado que no había negociación política', aseguró criticando al ministro del Interior. Aznar pidió la comparecencia de Alfredo Pérez Rubalcaba y de 'sus superiores'.

Por otro lado afirmó que no tiene 'el más mínimo interés, ni tentación, ni ambición' de regresar al poder por más que hay gente 'dentro y fuera del partido' que le pide que vuelva a la primera línea.

También comentó que volvería a gestionar hoy igual la sucesión del PP: 'Sin la menor duda'. Le preguntaron si alguna vez pensó que se había equivocado al elegir a Mariano Rajoy: 'No ando todos los días por la calle diciendo que soy un tipo infalible, pero sí digo que Rajoy tiene unas buenas condiciones para ser presidente del Gobierno, para dirigir bien España y comparativamente con lo que hay ahora es infinitamente mejor'. A su juicio, el líder del PP lo está haciendo 'bien' y los españoles perciben hoy 'mayor autoridad, dirección y orden en la presentación de una alternativa'.

Sobre el caso Gürtel, dijo que no le preocupaba más que la actuación de la Justicia. La trama dirigida por Francisco Correa comenzó a trabajar con el PP durante su época. Pero se lavó las manos apuntando que 'las cosas se saben cuando se saben'.

'Fui 15 años presidente del PP y lo que hice para combatir algunos episodios que pudieran surgir es conocido', sostuvo. Aznar pidió una 'reflexión' sobre la corrupción, pero admitió que era 'muy difícil' hacerlo porque 'hay demasiada descalificación, consigna y trinchera'.

Más noticias en Política y Sociedad