Público
Público

La banda habla en su último comunicado de "una nueva era"

ETA prevé un proceso "largo, difícil y duro" // Sólo la izquierda abertzale, EA y Alternatiba ven positivo el texto

G. M.

ETA asegura en un comunicado conocido ayer que "en los últimos meses se está abriendo una nueva era", pero se muestra también convencida de que el camino hacia la independencia aún "será largo, difícil y duro".

ETA hizo pública esta postura en un comunicado, difundido por el diario Gara, con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca). Se trata del cuatro pronunciamiento de la banda desde su declaración de alto el fuego, el pasado 10 de enero. En su escrito, no alude al tiroteo del 9 de abril en Francia entre dos de sus presuntos miembros y agentes galos en un control policial. Tampoco responde al requerimiento realizado después por la izquierda abertzale, EA, Alternatiba, Aralar y el resto de firmantes del Acuerdo de Gernika en aras de que ratifique su declaración de alto el fuego. En cualquier caso, no cuestiona la situación de tregua.

El texto suscitó reacciones de todos los partidos, salvo del PNV. Tampoco lo valoró el Gobierno. Sólo la izquierda abertzale, EA y Alternativa vieron, con matices, aspectos positivos en el comunicado.

ETA apuesta en su escrito por impulsar un "proceso democrático" y se muestra convencida de que "en los últimos meses se está abriendo una nueva era" y de que en "los pasos que se están dando está el reto de pasar de tener la puerta de la libertad abierta a atravesarla". Según su punto de vista, es necesario lograr el reconocimiento del “derecho a decidir”. “Eso se logrará estructurando el proceso democrático, dando la palabra al pueblo, en igualdad de oportunidades y con la adhesión de la mayoría, con la perspectiva de llegar a la independencia”, apunta.

ETA insiste en que "la independencia, crear un Estado vasco, es la única opción para lograr la libertad por completo".

La banda saluda en su comunicado "a quienes han recuperado la libertad recientemente tras largos encarcelamientos", sin aludir, en concreto, a las excarcelaciones de Jose Mari Sagardui, Gatza, y Antonio Troitiño, actualmente bajo orden de busca y captura, después de que la Audiencia Nacional haya revocado su puesta en libertad. ETA hace también mención a quienes “están sufriendo castigo en la cárcel y en el exilio por amar a su patria” y destaca a Mikel Ibáñez, que falleció el 7 de abril por una grave enfermedad tras haber logrado la libertad condicional el pasado enero.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, rehusó hablar del comunicado, porque, según arguyó, es conocida la "opinión que le merecen al Gobierno" los pronunciamientos de ETA: "No hay que volver a insistir".

El PP, por su parte, aprovechó para volver a presionar al Ejecutivo. El vicesecretario de Política Autonómica y Local de los conservadores, Javier Arenas, dijo que "el único balón de oxígeno que tiene ETA ahora es presentarse a las elecciones", por lo que exigió al Gobierno que "vuelva a ratificar su voluntad de derrota del terrorismo".

El portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, consideró que el escrito es una demostración de que ETA sigue "sorda y muda", incluso con las exigencias que su "propio mundo" le ha hecho para que ratifique el alto el fuego.

El candidato de NaBai 2011 al Parlamento de Navarra y líder de Aralar, Patxi Zabaleta, lamentó que ETA no diga "nada" del "cese unilateral, definitivo y controlado" de la violencia: "Lo más importante es lo que no está en el comunicado".

El coordinador general de EB, Mikel Arana, consideró que el pronunciamiento de ETA vuelve a ser "un ejercicio de fantasía política" que "desprecia" a la ciudadanía vasca y a la propia izquierda abertzale: "Vuelve a dar la espalda haciendo oídos sordos a su petición expresa de ratificación del alto el fuego".

La izquierda abertzale ilegalizada valoró, por su parte, en clave positiva el comunicado de ETA e instó al resto de partidos y agentes a abandonar "poses políticas, intereses y puntos de vista cortoplacistas" para adquirir "compromisos" por la paz. Según expuso, es "importante" que ETA "situé la clave en dar la palabra y la capacidad de decisión al pueblo vasco".

El líder de EA, Pello Urizar, pidió tras conocer el comunicado que "todos los agentes políticos apechuguen en su apuesta” en el sentido de lo recogido en el Acuerdo de Gernika y que “no pongan piedras en ese camino".

El portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, dijo que se está "en mejor disposición de lograr la paz y generar un escenario de soluciones democráticas que hace dos años" y, por ello, animó a "perseverar en la generación de una realidad donde la violencia no tenga cabida".

Más noticias de Política y Sociedad