Público
Público

Barroso quiere que el rescate de la banca no afecte a la deuda

El presidente de la Comisión Europea alerta de que esa "contaminación" tendría "consecuencias muy negativas para los mercados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durão Barroso, anunció este lunes que la UE estudia cómo poner en marcha la ayuda para la banca española para que no acabe 'contaminando' la deuda soberana del país. 'En la UE queremos favorecer un sistema (para la concesión de la ayuda de hasta 100.000 millones de euros) que evite la contaminación de la deuda soberana por parte de la deuda financiera, porque esto tendría consecuencias muy negativas para los mercados', agregó Barroso en Los Cabos (México) antes de la cumbre del G-20.

Barroso también pidió al G-20 que apoye las medidas que planteará la UE para salir de la crisis, como la unión bancaria, de la que habrá una propuesta formal, según anunció, el último trimestre del año. 'Podemos y debemos avanzar hacia la unión bancaria', dijo Barroso, en una comparecencia ante la prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Igualmente, Van Rompuy avanzó que este será uno de los asuntos centrales que se planteará en la cumbre europea que se celebrará el 28 y 29 de junio en Bruselas. Los líderes europeos quieren obtener del G-20 el apoyo para llevar a cabo las medidas que van a tomarse en la UE con el objetivo de profundizar en la unión fiscal y monetaria, lo que pasará por impulsar una unión bancaria europea.

Para Barroso, los eurobonos no serán una 'licencia para gastar más' Barroso explicó que esta iniciativa pasará por buscar una supervisión bancaria más efectiva, un sistema común de garantía de depósitos y el lanzamiento de una banca mas integrada a nivel europeo. Además de la pata bancaria, el nuevo proyecto para reconfigurar la 'arquitectura' de la unión monetaria pasa por lanzar una supervisión presupuestaria mas coordinada, y con el lanzamiento de eurobonos, que la Comisión Europea defiende, pese a la negativa que mantiene Alemania.

Barroso dejó claro que los eurobonos, una vez que estén en marcha, no darán a los países 'licencia para gastar más', sino que supondrán 'una herramienta poderosa para aumentar la disciplina y la estabilidad'. 'Espero que el G-20 exprese su confianza a las medidas que hemos tomado en la Unión Europea, y a las que vamos a tomar a partir de ahora', manifestó.