Público
Público

Los buceadores desaparecidos son una pareja de 33 años de Valencia

Los compañeros de viaje de Israel Pérez Muñoz y María Lourdes González Villarroya en el barco hundido conservan pocas esperanzas de que estén vivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos españoles desaparecidos en el hundimiento del barco Coral Princess en aguas próximas a las costas de Egipto son los submarinistas Israel Pérez Muñoz y María Lourdes González Villarroya, de 33 años, que viven en Valencia y que son pareja.

Así lo ha comunicado Antonio Buigues, presidente de la Federación de Actividades Subacuáticas de la Comunitat Valenciana, quien señaló que llevaban tres días en la zona y que los conocía como federados, aunque no había tenido una relación directa con ellos.

Sus compañeros de viaje tienen poca confianza en que estén vivos.

Uno de los pasajeros del barco, Antonio García, explicó que, antes de que se produjera el hundimiento del Coral Princess, el grupo de 15 españoles que viajaba a bordo se había quejado de que el barco navegaba escorado y muy lento.

García señaló que el suceso ocurrió media hora después de salir del puerto, sobre las 05.00 horas local (03.00 horas GMT).

'Estábamos a unas doce millas de Sharm el Sheij, y el barco iba cada vez más de lado. Llegó un momento en que tuvimos que salir corriendo a cubierta', señaló García, que se quejó del comportamiento de la tripulación y del capitán 'que no han hecho nada'.

El español explicó que la mayoría del grupo, que había contratado una excursión de buceo, consiguió subir a una 'zodiac' y a uno de los botes salvavidas de la embarcación, donde se dieron cuenta de que faltaban dos personas.

'Se trata de una pareja joven de Valencia, la chica estaba en el camarote de abajo y el chico ayudó a otro a salir por una ventana y cuando fue a salir a él se lo llevó para atrás un golpe de agua', agregó García.

El turista español, que calcula que el barco debe de estar hundido entre unos 100 y 300 metros de profundidad, se quejó de que estuvieron esperando durante dos horas hasta que acudieron a rescatarlos.

'Ahora estamos todos en un hotel en Sharm el Sheij, esperando para volver a España', indicó García, quien explicó que sus compañeros de viaje se encuentran bien, aunque hay algunos heridos leves con golpes y cortes pequeños.

García denunció que el barco llevaba dos o tres días escorados y que se habían quejado ante la tripulación y a la agencia de viajes española. El percance ocurrió a unos siete kilómetros de la costa, en la zona de Ras Um al Said.

Más noticias en Política y Sociedad