Público
Público

Cambiar el alumbrado público cuesta al menos 450 millones

Las empresas del sector aseguran que la inversión en los ayuntamientos se amortizaría en dos años

A. M. VÉLEZ

El cambio masivo del alumbrado público anunciado anteayer por el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, como parte de las medidas de ahorro energético del Gobierno (previsiblemente, las aprobará mañana el Consejo de Ministros) requerirá una inversión millonaria que, según distintas estimaciones, puede oscilar entre 450 millones de euros y 1.400 millones.

La primera cifra está basada en un proyecto piloto del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) en Alcorcón (Madrid) que ha consistido en el reemplazo de 14.000 puntos de luz con una inversión de unos tres millones de euros. Esta cifra equivale a 217 euros por luminaria.

Pedro Castro insiste en que las ciudades cambiarán "todas" las farolas

La cifra de 1.400 millones es una estimación basada en datos del líder mundial del sector, Citelum. Según Juan Pons, director general para España de esta firma, propiedad de las francesas EdF y Veolia y responsable del mantenimiento y gestión del alumbrado de ciudades como Madrid (que tiene unas 260.000 luminarias) y Barcelona (cerca de 150.000), el coste de sustituir una farola por otra más eficiente, mano de obra incluida, ronda los 700 euros.

En España, hay entre 4,2 millones y 4,5 millones de luminarias (incluyendo las de las carreteras), según datos difundidos ayer por Toshiba y Hella, dos de las empresas punteras en el sector de los LED (lámparas de bajo consumo energético). De acuerdo con los cálculos de Pons, que lleva 20 años en el negocio, en España habría un mínimo de dos millones de luminarias susceptibles de ser sustituidas por otras más eficientes, porque "muchos ayuntamientos ya han hecho los deberes".

Unas cifras considerables que, según dijo anteayer Castro, asumiría "íntegramente" el Ministerio de Industria, a través del IDAE. Castro reiteró ayer a este diario que el plan es cambiar "todas" las luminarias de España, aunque matizó que "una parte" del coste la asumiría el IDAE y la otra, las Empresas de Servicios Energéticos (ESE) que asesoran a sus clientes en materia de eficiencia y les cobran con los ahorros obtenidos a lo largo del tiempo. Los ayuntamientos, aseguró Castro, no pondrían "ni un duro" en este ambicioso plan renove. Según fuentes gubernamentales la sustitución se haría solo en las grandes ciudades.

Los municipios podrían reducir su gasto energético en un 80%

El anuncio de sustitución masiva del parque de luminarias por parte del presidente de la FEMP provocó que Industria publicara anteanoche una nota en la que aludía exclusivamente al "potencial de ahorro" en el campo de la iluminación pública y a "las posibilidades que abre esta área para dinamizar el mercado de las empresas de servicios energéticos". El comunicado, que se limitaba a reseñar "el debate" sobre la dimensión de las flotas de vehículos oficiales de las administraciones, no mencionaba el papel del IDAE.

Según explicó ayer a Público el director general de este organismo, Alfonso Beltrán, que estuvo presente en la reunión con la FEMP, "el objetivo de cambiar todos los elementos lumínicos de más de 8.000 ayuntamientos lo dio él [Castro]; esos números son suyos. Y no aportó ninguna cifra, porque no le preocuparía". Es decir, que, siempre según Beltrán, el presidente de la FEMP dio por buena la propuesta que él mismo había presentado al Ministerio, basada en un estudio de la federación de alcaldes y la empresa pública Tragsa. El plan "está por estudiar y hay que ver cómo lo abordamos; no hay ningún tipo de acuerdo ni compromiso", indicó Beltrán. "Primero hay que valorar la medida y ver qué se puede hacer; la idea es ver cómo se pueden potenciar las ESE", añadió.

El coste de sustituir cada luz asciende a unos 700 euros

Mientras se definen las medidas, las empresas del sector hacen sus cuentas. Según Toshiba y Hella, los ayuntamientos podrían reducir hasta en un 80% su gasto energético usando bombillas con tecnología LED. La inversión, aseguran, se amortizaría en dos años. Según Toshiba (que utiliza datos de la patronal eléctrica, Unesa), el gasto de iluminar las calles carreteras y calles españolas ascendió en 2009 a 17.500 millones de euros, el 70 % de la factura eléctrica en España (aunque la industria tiene un peso mucho mayor en el consumo, disfruta de tarifas más bajas).

De acuerdo con Hella, el alumbrado público supone entre el 40% y el 60% del presupuesto de los ayuntamientos. En un momento de crisis, muchos consistorios son malos pagadores. Según dijo hace un año el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el 60% de la morosidad que soporta esta eléctrica corresponde a administraciones públicas, sobre todo, locales.

Más noticias de Política y Sociedad