Público
Público

El 'caso Franki' reaviva la quema de banderas

CiU y ERC exigen la liberación del joven independentista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ingreso en prisión del joven independentista Francesc Argemí Franki  por “ultrajar” la bandera española descolgándola durante un pasacalles contra los símbolos españoles en 2002 ha reavivado el rechazo del independentismo radical catalán a los símbolos del Estado.

En una de las facultades de la Universidad de Barcelona (UB) un centenar de jóvenes se concentraron en otro acto de protesta por la condena a Franki. Después de leer un manifiesto, y pese a la presencia policial, aparecieron en el patio de la facultad tres encapuchados que encendieron una gran bandera española.

Actos como el de la UB no son aislados y se reproducen animados por formaciones independentistas de todo tipo. Muchos de ellos tienen los símbolos españoles como objetivo. Por la mañana los Mossos obligaron a descolgarse de un puente sobre la B-23 a tres activistas y horas después una caravana se desplazó a la cárcel de Brians, donde Franki lleva más de una semana. Este viernes habrá una manifestación en Sabadell y mañana otra en el centro de Barcelona.


En Catalunya cala la certeza que la condena de dos años y tres meses de prisión ratificada por el Tribunal Supremo es exagerada. De ahí que la Fiscalia de Barcelona se viera ayer obligada a salir al paso asegurando que el joven está preso por dos delitos más relacionados con su “ultraje”.


Dos delitos más

 

La Fiscalía afirmó que la actitud “violenta” de Franki contrastó con la “pacífica” fiesta local en el marco de la cual se hizo la protesta. El ministerio público recordó que al “ultraje” a la bandera se le añadió el de desórdenes públicos y el atentado a la autoridad.


CiU, a través de su portavoz en el Parlament Oriol Pujol, y los dos líderes de Esquerra, Josep-Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós, pidieron la lidertad inmediata del joven ante una sentencia “desproporcionada” fruto de una instrucción “irregular”. Pujol y Puigcercós instaron al Govern a tomar cartas en el asunto.

 

Más noticias en Política y Sociedad