Público
Público

Cayo Lara: "Se convierte a los parados en voluntarios forzosos"

El PSOE también rechaza un 'decretazo' cuyo único objetivo es 'abaratar el despido de todos'

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha criticado esta tarde la nueva reforma laboral del Gobierno. Una reforma que en su opinión tampoco creará trabajo y que convierte a los parados en voluntarios forzosos.  Cayo Lara ha asegurado, además, que con este tipo de propuestas se intenta confrontar a los parados con los trabajadores en activo. Desde el PSOE, Jesús Caldera, ha tildado la reforma de 'decretazo' y ha asegurado que sólo sirve para incentivar el despido.

El Gobierno ha dado hoy luz verde por la vía de decreto a la reforma laboral. Una reforma que rebaja la indemnización por despido de 45 a 33 días por año trabajado y que objetiva las causas de despido bajo el paraguas de 20 días por año a un empleado de una empresa que demuestre caída de la actividad durante tres trimestres consecutivos.

Entre las novedades del decreto, presentado hoy por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santarmaría y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, destaca también la creación de 'un contrato indefinido' con un periodo de prueba de un año. Los parados que estén cobrando prestación tendrán que realizar 'un trabajo social', se deducirán 3.000 euros en la contratación del primer trabajador menor de 30 años y se impedirá encadenar contratos temporales más de 2 años.

El presidente del Grupo Parlamentario IU-ICV-CHA: La Izquierda Plural, Cayo Lara, hizo hoy un llamamiento para 'responder en la calle' al ataque  a los derechos laborales y sociales 'conquistados durante tantos años'.

Lara pide 'responder en la calle' al ataque a los derecho sociales

Así lo dijo en una rueda de prensa celebrada esta tarde en el Congreso de los Diputados, donde afirmó que a IU no le gusta 'ni la música ni la letra' de la reforma laboral propuesta por el Gobierno, al que hay que obligar a dar 'marcha atrás'.

Para Cayo Lara, la preocupación de los emprendedores cuando montan un negocio radica en si van a poder vender su producto y si van a poder ejercer su actividad, no en cuánto le va a costar despedir a los trabajadores ahora o dentro de unos años.

También crítico con la reforma, el portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso, Jesús Caldera, la ha calificado de 'decretazo'. Además  ha remarcado que esta norma sólo sirve para incentivar el despido, por lo que no creará empleo.

Caldera destaca que no ha habido consulta con los interlocutores sociales

Caldera ha subrayado que se estudiará 'a fondo' el texto y elaborará un 'análisis sosegado' del mismo, aunque ha advertido al Gobierno de que existen una serie de elementos como la reducción de la indemnización por despido de 45 días a 33 días por año trabajado en los que no van a coincidir.

Asimismo, ha subrayado que no ha existido ningún tipo de consulta por parte del Ejecutivo ni con los interlocutores sociales, ni con el Parlamento, algo que para el socialista 'deja mucho que desear'.

Respecto a las declaraciones del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en las que afirmaba que la reforma era 'agresiva', el dirigente socialista ha señalado que él también lo cree así, puesto que las medidas aprobadas atentan contra los derechos de los trabajadores.

Más noticias