Público
Público

Cesado un director de cárcel por favorecer a narcos

Prisiones investiga la compra que hizo de un coche a la empresa de un capo local

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias en funciones, Mercedes Galliza, cesó fulminantemente el lunes al director de la cárcel de Huelva, Francisco Sanz, por 'pérdida de confianza'. Ese fue el argumento esgrimido oficialmente ayer por el organismo dependiente del Ministerio del Interior.

Sin embargo, detrás de la drástica decisión se encuentra la investigación abierta por Prisiones sobre la supuesta existencia de trato de favor a reclusos de este centro por parte de su responsable a cambio de condiciones favorables en la compra de coches de alta gama.

Entre los internos supuestamente favorecidos está Anselmo Sevillano, un onubense de 33 años detenido en agosto tras interceptar la policía 3.620 kilos de hachís que la banda que presuntamente dirigía intentaba introducir en España. Fueron, precisamente, las revelaciones que este preso hizo tras saber que iba a ser trasladado a otra prisión las que provocaron el cese.

El preso denunció al responsable del centro al saber que le trasladaban

La investigación, que fue desvelada ayer por TVE, se inició hace 'varios meses', después de que llegaran a Instituciones Penitenciarias anónimos y denuncias que coincidían en alertar de supuestas irregularidades en la prisión de Huelva que afectaban a la concesión de permisos y de terceros grados el régimen de semilibertad a internos vinculados al narcotráfico.

La Inspección Penitenciaria, un grupo de funcionarios encargados de investigar las irregularidades en el interior de las cárceles, se entrevistó entonces con varios de los denunciantes, pero todos ellos rechazaron acudir con la información que poseían ante un juez. 'Eran datos muy genéricos en los que no se acusaba a nadie en concreto', apuntan fuentes penitenciarias.

Sin embargo, la situación cambio hace pocos días. La dirección del centro comunicó al presunto narco Anselmo Sevillano que iba a ser trasladado a otra cárcel, en concreto a la de Topas, en la provincia de Salamanca. Para entonces, los policías que participaron en su detención habían alertado a Instituciones Penitenciarias de que Sevillano no era un preso preventivo cualquiera, y que su coincidencia en la misma cárcel con otros integrantes de su banda le podía permitir seguir controlando desde dentro su banda. Prisiones decidió, entonces, cambiarlos de prisión.

Gallizo ordenó hace meses las pesquisas tras coincidir varias denuncias anónimas

Tras recibir la noticia, el presunto narco decidió acusar al Sanz de haber concedido beneficios penitenciarios a él y a su primo Felipe Escobar éste disfrutó de permisos de fin de semana a cambio de al menos un vehículo de alta gama que le entregaron a través de la empresa Onucar Import, fundada por el capo y ahora a nombre de una hermana suya. Según fuentes conocedoras de su denuncia, el preso hizo en todo momento 'un relato coherente y cargado de datos' que convenció a los investigadores.

Con esa información, la Inspección tomó declaración el vienes al director, que negó los hechos e intentó justificar la adquisión del automóvil con documentos. Horas después, Gallizo recibía en su despacho el informe sobre la investigación y el lunes cesaba fulminantemente a Francisco Sanz. Prisiones remitirá en breve el contenido de sus pesquisas a la Fiscalía para que ésta decida si actúa de oficio contra el director de la prisión por cohecho.

Prisiones enviará a la Fiscalía los datos de la investigación para que ésta actúe

Fuentes del departamento insistían ayer que la investigación no está cerrada y que no se descarta que en el transcurso de la misma aparezcan datos que impliquen a otros funcionarios en la supuesta trama. De hecho, un jefe de servicios de la cárcel ya ha sido interrogado por los mismos hechos.

El hasta el lunes director de la cárcel de Huelva es uno de los 'históricos' de Instituciones Penitenciarias, con más de 20 años en puestos de responsabilidad. Llegó al centro penitenciario andaluz en 1997, al inaugurarse esta macrocárcel. Al frente de la misma ha permanecido desde entonces, salvo un periodo de poco más de un año en el que tomó el mando de la cárcel de Puerto III. En 2009 había vuelto a Huelva. Está en posesión de la Medalla de Oro de Instituciones Penitenciarias.

Más noticias en Política y Sociedad