Público
Público

CiU mira a la Generalitat tras el bajón republicano

Mas y Duran zarandean al tripartito a costa de ERC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CiU analizó ayer los resultados de las generales con la vista puesta en las próximas elecciones catalanas. Frente a la debacle de ERC, que ha pasado de ocho a tres diputados, remarcaron que CiU ha logrado mantenerse pese a la gran bipolarización de PP y PSOE. De nuevo poseedores y representantes del voto nacionalista, se presentaron 'como alternativa en Catalunya', tal y como afirmó el presidente, Artur Mas, frente a un socialismo que responde a un proyecto español.

'Si el catalanismo pierde peso, lo gana el socialismo, que responde a un proyecto estatal que para Catalunya no es bueno', dijo Mas. El líder de CiU dijo estar 'preocupado' por el desplome de los republicanos porque 'el catalanismo en su conjunto ha perdido fuelle', e invitó a ERC a 'reflexionar' sobre sus alianzas con el tripartito.

En sintonía con la refundación del catalanismo que plantea CiU desde hace unos meses, con el fin de intentar liderar de nuevo un proyecto nacionalista renovado que le permita volver a la Generalitat, Mas recuperó la idea de que 'el catalanismo en su conjunto debe hacer una reflexión'.

Ni Mas ni el secretario general y candidato de CiU al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, quisieron dejar en evidencia a ERC, pese a que sí señalaron que los republicanos fracasaron en su intento de recoger votos de la izquierda catalana mediante su apoyo a un gobierno en la Generalitat encabezado por el PSC. 'Nosotros no presionaremos a ERC ni aprovecharemos para sacar rédito de la situación', afirmó Mas.

Ataques al tripartito

Sin embargo, poco después el secretario adjunto de Convergència Democrática, Felip Puig, compareció en rueda de prensa para acusar a ERC de 'intentar trasladar su crisis de partido al gobierno', por la salida de Joan Puigcercós de la Conselleria de Gobernación, y de convertirse de nuevo en 'factor de desestabilización' en Catalunya. Puig preguntó al presidente de la Generalitat, José Montilla, cómo piensa cerrar esta crisis. 'Montilla no puede pensar que el gobierno de Catalunya es de goma', conminó.

El PSOE debe dar el paso

Mas y Duran Lleida remarcaron que CiU es la única fuerza que pos i sola puede garantizar un gobierno estable en Madrid. Pero a continuación reiteraron por activa y por pasiva que es el PSOE a quien le toca dar el primer paso y contactar con los nacionalistas. Duran Lleida aseguró que el domingo se comunicó por teléfono con los socialistas, como Rubalcaba, si bien sólo para 'comentar los resultados y felicitarse'. Zapatero dijo haber recibido ninguna llamada de Duran entre las muchas recibidas y pendientes de devolver. CiU se mantiene a la espera de conocer si se queda con 10 diputados o alcanza el undécimo representante en el Congreso. De eso depende el recuento del voto en el extranjero.