Público
Público

Coche oficial propio solo para ministros y secretarios de Estado

El Gobierno aprueba una reducción del total del Parque Móvil del Estado del 15% que supondrá un ahorro de 10,5 millones de euros. Los altos cargos de la Administración serán los más afectados, con una disminuci&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros, en el marco de su plan de reforma de la Administración Pública, ha acordado una reducción del Parque Móvil del Estado entre 2012 y 2014 que afectará al 15% del total de la flota (de 921 vehículos pasarán a 652) y al 66% de los coches destinados al traslado de los Altos Cargos del Gobierno, esto es, los coches asignados hasta ahora a ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, secretarios generales y directores generales (los 307 actuales se quedarán en 103).

Para empezar, según ha explicado la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo, con la aprobación de esta medida que supone un ahorro de 10,5 millones en dos años, los directores generales dejarán de tener coche oficial propio y compartirán los coches que se pongan a disposición del Departamento, llamados coches de incidencias. Los subsecretarios y secretarios generales dispondrán también de un coche que habrán de compartir con su equipo.

Soraya Sáenz de Santamaría ha querido destacar la importancia de esta medida, a pesar de que los 10,5 millones pudieran parecer una cifra irrelevante en un contexto de déficit del Estado de decenas de miles de millones de euros. 'Esto es el chocolate del loro, pero empiezas a sumar loros y te encuentras con una pajarería. Los que llevamos una economía doméstica sabemos que se ahorra sumando de un lado y de otro', argumentó.

Esta reforma conlleva asimismo una reducción de la plantilla de conductores del Parque Móvil del 17% (de los 1.303 actuales a 1.081 en 2014) que no obligará a realizar ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE), ha asegurado con insistencia la número dos del Gobierno, pues se resolverá exclusivamente con la jubilación de los trabajadores a los que corresponde y la no renovación de su puesto. Los conductores de los servicios centrales se reducirán un 15% (1.002 a 852) y los de los periféricos, un 24% (de 301 a 220).

La reducción de la flota, que se solventará mediante el procedimiento de subasta, incluye tanto a los vehículos asignados a los altos cargos y departamentos de la Administración Central como a aquéllos que prestan sus servicios en la Administración periférica, esto es, vehículos de las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno o directores insulares. En este ámbito, además y como los directores generales de los ministerios, los subdelegados y directores insulares dejarán de tener coche asignado y pasarán a utilizar los vehículos de incidencias.

El ahorro de 10,5 millones en dos años anunciado por el Gobierno procede en su mayoría del gasto de personal (7,5 millones), seguido del cerca de millón de euros por gasto corriente (490.000 euros de combustible, 265.000 euros en conservación de la flota y 213.625 euros en seguros por responsabilidad civil) El Ejecutivo suma a esta cantidad los dos millones de ahorro que supone dejar sin coche oficial propio a los directores generales.

Más noticias en Política y Sociedad