Público
Público

El Consejo de Europa estudia la carga contra los 'indignados' de Barcelona

Un comité estudia un informe sobre la intervención policial. Los 'indignados' decidirán hoy su futuro

EFE

Varios miembros del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura  han acudido a Barcelona para analizar la actuación de los cuerpos policiales de Catalunya en general y se han reunido con un grupo de juristas pro derechos humanos de Barcelona.

A los responsables del comité, integrado por expertos internacionales elegidos por el Comité de Ministros del Consejo de Europa, se les entregó un informe con más de 200 fotografías y textos sobre la intervención policial del pasado viernes, según adelanta El País.

El Comité se comprometió a investigar las cargas de los Mossos d'Esquadra contra los concentrados en apoyo de los indignados y elaborará un informe con sus conclusiones sobre la actuación policial y las recomendaciones que crea necesario formular a los responsables de Interior.

Analizarán si las cargas fueron desproporcionadas y si los Mossos iban identificados, además de la legalidad de la intervención de los antidisturbios.

Por su parte, la mayoría de los 'indignados' se muestran partidarios de permanecer acampados en la plaza de Catalunya, al menos, una semana más, según se desprende de los debates que han mantenido hoy las diferentes comisiones, aunque la decisión final se tomará en la asamblea de esta noche.

"Queremos aplazar la decisión hasta el próximo domingo"  "La mayor parte de la gente está a favor de quedarse en la plaza hasta que el movimiento esté mejor organizado y aplazar la decisión hasta el próximo domingo", ha dicho David, de la comisión de comunicación.

En la asamblea de anoche, la mayor parte de las personas que tomaron la palabra consideraron precipitado levantar el campamento mañana y defendieron diferentes alternativas que iban desde mantener la acampada indefinidamente porque en la plaza es donde son "fuertes de verdad", hasta quedarse "una semana más para preparar la salida", según figura en el acta.

"No debemos irnos porque somos un ejemplo para el resto de acampadas y porque la plaza de Catalunya es el centro neurálgico de las protestas", ha señalado una de las personas que cogió el micrófono en el turno de propuestas individuales.

"Cuando nos vayamos hay que hacerlo con mucha visibilidad", ha añadido la persona que actuó anoche de portavoz de la comisión de feministas indignadas.

Asimismo han propuesto que "si finalmente" la acampada se levanta se "mantenga la asamblea de los sábados en la plaza Catalunya" y "un punto de información permanente".

Más noticias de Política y Sociedad