Público
Público

Convenio para luchar contra la sequía

Gobierno y Generalitat firman un acuerdo de 160 millones para evitar nuevas crisis hídricas

AIDA M. PEREDA

El conseller de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar y el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, han firmado un acuerdo para la financiación de las infraestructuras hidráulicas de abastecimiento, saneamiento y ordenación de agua incluidas dentro del Plan de Acción de la Agencia Catalana del Agua para hacer frente a la sequía.

El convenio prevé finalizar las actuaciones inconclusas el pasado año y también acometer nuevas medidas, como la ampliación de la desalinizadora de Tordera y las depuradoras de Lleida y Tàrrega, para lo cual se destinarán 160 millones de euros. La inversión se empleará en medidas de abastecimiento, con más de 82 millones de euros, y el resto se repartirá en infraestructuras de mejora de la calidad de los recursos hídricos, el saneamiento de aguas residuales urbanas y el desarrollo de otras obras hidráulicas. 

El objetivo es mejorar el estado de los recursos hídricos, aumentar su calidad y contribuir a una gestión más sostenible, indicaron. Este acuerdo propone "soluciones definitivas" en materia de agua, señaló Puxeu, quien aseguró que la reutilización del agua, la extracción de acuíferos y las desalinizadoras no hacen necesario un trasvase. El conseller garantizó el abastecimiento a los ciudadanos ante situaciones de escasez similares a la sequía sufrida durante el año 2007 y el primer semestre de 2008 en toda Catalunya.

Puxeu recordó que la financiación de todas estas obras, alternativas al Plan Hidrológico Nacional, deriva de la disposición adicional tercera del Estatut y señaló que la aportación del Gobierno central no sólo se mantiene con el fin de concluir las obras incluidas en el convenio del pasado año, sino que ha aumentado, ya que en 2007 el presupuesto fue de 135 millones de euros.

Baltasar explicó que se ejecutarán nuevas actuaciones en las cuatro provincias catalanas. En Barcelona se realizará la conexión entre las potabilizadoras de Abrera y Cardedeu y la construcción de la desalinizadora del Prat de Llobregat. En Lleida destaca la puesta en marcha de la potabilizadora de Ratera. Asimismo, se concluirán las obras de abastecimiento del embalse de Rialb a las comarcas de Segarra, Urgell, Anoia y la cuenca de Barberà. También se ampliará la desalinizadora de Tordera y se conectará con la potabilizadora de Cardedeu. Otras ampliaciones se llevarán a cabo en las depuradoras de Terrassa, Lleida y Tàrrega.

Más noticias de Política y Sociedad