Público
Público

Cospedal apela al patriotismo para defender la reforma laboral

Los sindicatos insisten en que no han tenido 32 reuniones con el Ejecutivo: "Habrán sido con la patronal o con representantes de los empresarios"

PÚBLICO.ES/EFE

A los que no aceptan la reforma laboral, "hay que decirles que qué poco quieren a su país y a los trabajadores españoles". Es la recomendación de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha asegurado que la huelga general será "mala para España y para los trabajadores" y ha acusado a los socialistas de causar el incendio de los 5.300.000 desempleados primero y ahora querer ser los bomberos que prometen crear empleo en su campaña electoral para las elecciones andaluzas y asturianas.

En un mitin en Avilés junto a la candidata en Asturias Mercedes Fernández "Cherines", la también presidenta de Castilla-La Mancha ha llamado "pirómanos" a los socialistas y les ha pedido que no pretendan alentar la huelga general del día 29.

Cospedal ha vuelto a salir en defensa de la reforma laboral. Una medida que estuvo "mucho tiempo demandándose en España", según la secretaria general de los conservadores, que ha asegurado que el Gobierno ha tenido "hasta 32 reuniones" con los agentes sociales, por lo que no se puede decir que no haya intentado el diálogo con los sindicatos.

Como respuesta a sus palabras, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha reiterado que la convocatoria ha sido una decisión difícil y ha querido dejar claro que los sindicatos no han conseguido "abrir una vía de negociación" con el Gobierno, a pesar de haberlo intentado "por activa y por pasiva". Sobre el supuesto número de reuniones que han tenido con el Ejecutivo, Méndez se ha mostrado "estupefacto": "Supongo que las 32 reuniones habrán sido con la patronal o con representantes de los empresarios", ha concluido. 

Según Cospedal, con la reforma laboral se piensa en los millones de desempleados para que puedan acceder a un empleo y no sólo en los trabajadores. La dirigente del PP ha señalado su sorpresa al ver que uno de los lemas en las banderolas electorales del PSOE es la palabra 'Trabajo', cuando, ha dicho, fueron los socialistas los causantes del desempleo. También les ha acusado de  "haberse gastado el dinero público" con la "cultura de la subvención" y ha añadido que "algunos hasta se lo han llevado".

Más noticias de Política y Sociedad