Público
Público

Cospedal rectifica y seguirá ayudando a las maltratadas

El Gobierno de Castilla-La Mancha finalmente no cerrará los centros de atención y las casas de acogida

P. D. / A. R.

El Gobierno de María Dolores de Cospedal (PP) no cerrará los centros de atención y las casas de acogida para mujeres maltratadas de Castilla-La Mancha. Además, en 2012 destinará "más de 14 millones de euros" a financiar las ayudas para las víctimas de violencia de género. Así lo anunció el portavoz de la Junta, Leandro Esteban, que comunicó la rectificación del Ejecutivo manchego después del Consejo de Gobierno. Desde las filas socialistas, la portavoz del PSOE en materia de Políticas de Igualdad en las Cortes regionales, Mercedes Giner, felicitó a Cospedal por su decisión: "Es la primera vez que acierta porque es la primera vez que rectifica", dijo.

La directora del Instituto de la Mujer de la comunidad, Teresa Novillo, comunicó la semana pasada que, a partir del 1 de enero, no se prorrogarían los convenios con los centros por falta de recursos. Su entonces homóloga en el Gobierno central, Teresa Blat, tradujo esta información como el futuro cierre de los centros y el despido de más de 400 trabajadores, lo que desató la polémica. Esteban negó esta información la semana pasada, asegurando que las nuevas órdenes consistirían sólo en un cambio en la gestión y la creación de un sistema jurídico "que permita seguir prestando un servicio de calidad".

El Ejecutivo regional asegura que no se cerrarán las instalaciones

El Ejecutivo manchego hizo efectiva su rectificación tras aprobar en el Consejo de Gobierno el acuerdo por el que se aprueban las bases reguladoras de la concesión de medios económicos para la gestión de centros de la mujer y casas de acogida. Según el portavoz, no sólo no cerrarán, sino que incluso "se podrá abrir alguna instalación más de este tipo en un horizonte temporal cercano". Además, también mantendrán las ayudas a las mujeres maltratadas y se creará "un marco normativo para regularlas y darlas más seguridad", prosiguió Esteban, sin más detalles. En cuanto a los trabajadores, el decreto pretende adaptar los recursos humanos existentes en función del número de gente al que va dirigido, informa Ep.

Sin embargo, el escepticismo cunde entre el personal. "No nos creemos que se vaya a conservar esta red cuando hay una reducción del presupuesto de entre el 30% y el 40% del Instituto de la Mujer y cuando desde este organismo nos están confirmando que va a haber recortes", dice una trabajadora que atiende a mujeres maltratadas.

El Gobierno de Cospedal quiere crear «un marco normativo nuevo»

Las declaraciones del Gobierno de Cospedal le parecen una forma de "pasar la patata caliente" a las administraciones locales, encargadas de gestionar estos recursos. "Serán los pueblos los que tengan que decidir con qué recursos cuentan cuando les llegue sólo el 60% del presupuesto que necesitan para mantener los servicios. Ahora es imposible que asuman ese 40%", afirma.

"Parece una buena noticia, pero los trabajadores ya tienen su carta de despido y siguen sin explicar en qué consistirá la nueva norma jurídica", apostilló Fe Saiz, presidenta de la Asociación María Zambrano, de Albacete. Una trabajadora de Ciudad Real también mostró sus dudas: "Estoy ilusionada pero tengo miedo. ¿Por qué ayer decían no y hoy dicen sí?".