Público
Público

Cuba abre una crisis diplomática con España

Impide la entrada en el país de un eurodiputado socialista

Y. G.

España ha estrenado su semestre de presidencia de la Unión Europea (UE) con un conflicto diplomático con Cuba. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado para hoy al embajador de Cuba en España para pedirle explicaciones por la prohibición de entrada en la isla al eurodiputado socialista Luis Yáñez durante la madrugada de ayer. Según un comunicado del departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos la no admisión en territorio cubano de Yáñez es 'injustificada'.

Según informó el PSOE en otra nota oficial, el eurodiputado, presidente de la Delegacion para las Relaciones con Mercosur, llegó a la isla en visita privada, junto a su mujer, la diputada Carmen Hermosín. Mientras que a esta le fue permitida la entrada, Yáñez 'fue rechazado por las autoridades de frontera cubanas y devuelto en el siguiente vuelo a Madrid, sin ninguna explicación', reza el citado comunicado de los socialistas. A mediodía de ayer, la pareja regresó a España.

El embajador cubano, Alejandro González Galiano, tendrá que rendir cuentas hoy sobre esta actuación ante Juan Pablo de Laiglesia, Secretario de Estado para Iberoamérica.

A lo largo de la mañana de ayer, Elena Valenciano, secretaria de Política Internacional y de Cooperación del PSOE, mantuvo varias conversaciones con el embajador. 'Es una decisión soberana pero que no comprendemos', transmitió Elena Valenciano al embajador González Galiano.

Exteriores pedirá hoy explicaciones al embajador cubano en España

No es la primera vez que el Gobierno de Cuba impide la entrada a este eurodiputado. En julio de 2008, Yáñez fue invitado a participar en un congreso del grupo disidente Arco Progresista. Pero no pudo emprender el viaje puesto que las autoridades cubanas le negaron a última hora el visado de turista.

En varias ocasiones, el eurodiputado ha sido crítico con el régimen cubano. En diciembre de 2007, escribió un artículo titulado: Qué vendrá después de Castro, donde analizaba las condiciones para una transición pacífica en Cuba después de la muerte del líder histórico de la revolución.

El conflicto diplomático con Cuba se ha colado en los primeros días de presidencia española de la UE. Precisamente en un periodo en el que uno de los objetivos marcados por Exteriores es el de plantear un giro en la política comunitaria hacia el país caribeño.

La reacción del PP a la noticia fue en este sentido. Jorge Moragas, coordinador de Presidencia y Relaciones Internacionales del PP, instó al Gobierno y al PSOE a que 'reconozcan la inviabilidad de seguir confiando' en el régimen castrista después de que hayan probado su 'propia medicina' tras el incidente protagonizado por el eurodiputado Yáñez.

El conflicto llega en el inicio del semestre español al frente de la UE

Moragas, que trasladó su 'solidaridad' y 'apoyo' al socialista, calificó de 'inú-til' que el Gobierno español siga pretendiendo 'convencer' a la Unión Europea de que se están produciendo unos cambios en el régimen cubano que avalarían posibles modificaciones en la posición europea sobre la isla.

'Es buen momento para rectificar y para buscar un consenso con el PP que se fundamente en la defensa de los valores democráticos que abriga nuestra Constitución y que forman parte de la identidad política de la Europa que ahora preside España', escribió ayer el también diputado conservador en su blog.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, reclamó ayer al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que abra 'con urgencia' un 'periodo de reflexión sereno' sobre su política respecto a Cuba.

Más noticias