Público
Público

Democracia Real Ya convoca una protesta europea el 15 de octubre

Los indignados permanecen en las plazas de decenas de ciudades, aunque se han levantado siete acampadas

VANESSA PI / ELENA HERRERA

Visto el éxito de convocatoria que cosechó con la manifestación del pasado 15 de mayo, la plataforma Democracia Real Ya prepara otra convocatoria para el 15 de octubre. Esta vez pretende que las marchas recorran las calles de las principales ciudades europeas. Fue la convocatoria del 15-M la que originó las protestas de la Puerta del Sol de Madrid, donde continúan reuniéndose a diario centenares de personas, a titulo individual y miembros de colectivos, unidos para conseguir una democracia másparticipativa.

Democracia Real Ya, una de esas plataformas presentes en Sol, recordó ayer que la oleada de protestas se ha extendido por Europa. "Hemos recibido muchísimos apoyos a nivel internacional, hay más de 630 asambleas en todo el mundo", destacó uno de los cinco portavoces que intervinieron ayer en la rueda de prensa que ofreció la plataforma. Quizás por ello confían en que la convocatoria incluso pueda tener una repercusión mundial.

La plataforma ha recibido apoyos de 630 asambleas de todo el mundo

La convocatoria, que tuvo lugar en el edificio madrileño de la antigua Tabacalera Española, reconvertida en un centro sociocultural gestionado por decenas de colectivos, sirvió a sus convocantes para recalcar que Democracia Real Ya no es un partido político ni lo será. No obstante, la plataforma pretende reunir las 500.000 firmas necesarias para llevar al Congreso una Iniciativa Legislativa Popular que cambien la Ley Electoral, la responsable del bipartidismo que impera en España.

La plataforma también pidió la dimisión del conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, Felip Puig. El desalojo de los indignados de la Plaza de Catalunya de Barcelona, el viernes pasado, acabó con 121 personas heridas. En el acto se proyectaron imágenes de la carga policial.

Además, Democracia Real Ya informó de que el próximo 15 de junio acudirán a "parar" un desahucio en Madrid. "Tenemos que reivindicar una vivienda digna", insistieron. Preguntados por cuánto tiempo más permanecerá la acampada en Sol, explicaron que es la asamblea de los indignados la que decide.

Los acampados decidirán en los próximos días cómo seguir las protestas

"Hemos conseguido que muchísimas personas participen con ideas en la construcción de un nuevo futuro", resumió otro de los representantes. Según recordaron, las asambleas se han propagado por las plazas y barrios de las ciudades. Democracia Real Ya calcula que unas 25.000 personas participan activamente en estas reuniones.

Las asambleas de los últimos días dieron como resultado que las plazas de buena parte de las ciudades españolas sigan pobladas de tiendas de campaña y carteles de protesta por la situación política y económica. Aunque se han levantado las acampadas de seis capitales de provincia (Albacete, Toledo, Palencia, Burgos, Ávila y Segovia), según informa Efe, campamentos emblemáticos como los de Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia seguirán en pie algunos días más.

En la Puerta del Sol, alrededor de 3.000 indignados decidieron la madrugada del lunes que la protesta seguiría, al menos, hasta hoy, cuando se retomarán las asambleas para determinar cuánto tiempo se quedan y de qué forma lo hacen. La jornada transcurrió sin incidentes en la capital y las diferentes comisiones continuaron realizando su labor, aunque con menos participación, especialmente por la mañana.

Los campamentos de Pamplona, Santander, Murcia o las comunidades de Balears y Canarias tampoco tienen, por el momento, una fecha definitiva para levantar las tiendas y continuar la protestas por otros cauces.

En Andalucía y el País Valencià, los acampados seguirán protestando en las plazas de la región, al menos, hasta el fin de semana. En Barcelona, la operación policial de intento de desalojo del pasado viernes dio fuerza a los indignados, que seguirán, como mínimo, hasta hoy y estudiarán cómo descentralizar el movimiento hacia los barrios.

Preguntado, precisamente, por si ya había decididodesalojar la acampada de Sol y el resto de campamentos en territorios sobre los que el Estado tiene la competencia de su seguridad, el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que tanto él como la Policía seguirán actuando "con prudencia" ante las personas que continúan acampadas en las plazas de decenas de ciudades españolas.

En la madrugada del lunes decenas de indignados se trasladaron a diferentes edificios consulares de Francia en ciudades españolas para mostrar su solidaridad con sus homólogos franceses, que habían sido desalojados horas antes de la Plaza de la Bastilla de París con gases lacrimógenos.

Más allá de las fronteras españolas se siguen sucediendo las protestas en ciudades tan distantes como Atenas o Buenos Aires.

Más noticias de Política y Sociedad