Público
Público

Detenido en Madrid un ciudadano francés por robar 1.000 coches

El individuo se había apropiado de 86 vehículos de alquiler sólo en Valencia

SERVIMEDIA

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre por apropiarse, presuntamente, de 86 vehículos en Valencia y trasladarlos posteriormente a Francia para revenderlos. La mayor parte de los coches fueron localizados en un establecimiento comercial de una localidad próxima a Niza, según informó este miércoles la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El arrestado tenía, además, una orden europea de extradición, emitida por el Juzgado de Gran Instancia de Creteil (Francia), para cumplir una condena de seis años de prisión por formar parte de una organización que se apropió de unos 1.000 vehículos en ese país. En el momento de la detención, supuestamente estaba preparando una nueva y masiva apropiación de turismos en Madrid.

Las investigaciones comenzaron a principios de agosto al tener conocimiento la policía de la apropiación indebida de casi un centenar de vehículos alquilados en Valencia y en la localidad de Quart de Poblet.

Los coches no fueron devueltos en el plazo estipulado; y las primeras averiguaciones permitieron descubrir la identidad del presunto autor, que usaba documentación falsa para alquilar los vehículos, y que los coches que habían sido alquilados en Valencia se encontraban en varios lugares de Francia para ser vendidos.

Además, se comprobó que el sospechoso tenía un orden europea de extradición emitida por un juzgado francés por formar parte de una organización que se apoderó de unos 1.000 vehículos para venderlos después en Alemania e Italia, ocasionando un perjuicio de unos 10 millones de euros.

Recientemente, los investigadores detectaron que el principal responsable se encontraba en la provincia de Madrid y que, al parecer, estaba creando la infraestructura necesaria para realizar una nueva apropiación masiva de vehículos. Había alquilado oficinas, una nave industrial y había iniciado contactos con empresas de alquiler de automóviles, utilizando, en esta ocasión, una identidad belga falsa.

Un dispositivo policial permitió detener al principal responsable e identificar a sus más directos colaboradores, un hombre francés y dos mujeres españolas. Durante la operación llevada a cabo en Madrid, los policías realizaron dos registros en Alcobendas e intervinieron un coche, una carta de identidad y permiso de conducir belgas falsificados, cuatro tarjetas de crédito, cinco teléfonos móviles y un ordenador.

Para conseguir los vehículos, el ahora detenido constituía diversas sociedades mercantiles, abría cuentas bancarias, y alquilaba oficinas y naves industriales con documentación falsificada. Después, contrataba a diversas personas para realizar labores como comerciales, secretarias y conductores.

Una vez creada la estructura contactaba con diferentes servicios de "rent a car" para darse a conocer como un empresario que tenía distintas sociedades mercantiles que se dedicaban a la subcontrata de vehículos para otras sociedades que solicitaban los coches para sus directivos, o para emplearlos en determinados eventos.

Para ganarse la confianza de las empresas de alquiler de vehículos, pagaba los primeros alquileres a través de varias cuentas abiertas.

Cuando hacía acopio del mayor número posible de automóviles, los ocultaba en las naves comerciales y no los entregaba en el plazo convenido, transportándolos después con camiones plataforma hasta Francia, Italia, Alemania y Países Bajos, donde eran vendidos.

Se da la circunstancia también de que hace unos años en Tarrasa, utilizando el mismo sistema, se apropiaron de más de 500 vehículos, siendo detenido en aquella ocasión otro individuo también francés que está actualmente cumpliendo condena en una prisión española, hombre de confianza del arrestado en esta operación.

Más noticias de Política y Sociedad