Público
Público

Detenidos tres 'anonymous' por asociación ilícita

Los integrantes del grupo fueron puestos en libertad tras su arresto a mediados del mes de mayo. La Policía ensalza la operación mientras los hackers minimizan su importancia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional detuvo a mediados del pasado mes de mayo a tres activistas de la organización de hackers Anonymous en España, acusados de facilitar ataques a páginas web gubernamentales, políticas y financieras de todo el mundo desde miles de ordenadores. Los arrestados fueron puestos en libertad al poco de su detención, pese a ser considerados por la Policía 'los máximos responsables' de la organización en España. Su delito era administrar chats en los que los internautas decidían qué páginas webs iban a bloquear, y uno de los detenidos tenía un servidor desde donde coordinaba estos ataques, llamados de denegación de servicio (DDoS).

La Policía ha analizado más de dos millones de líneas de chats y, con esta operación, daba ayer por 'desarticulada' la que considera 'la cúpula' de la red en España. Sin embargo, no descarta nuevos ataques. 'Puede aparecer un nuevo servidor mañana mismo', advirtió ayer el comisario jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT), Manuel Vázquez, quien, tratando después de restar importancia a la palabra 'cúpula', puntualizó que Anonymous no tiene una estructura jerárquica, sino que funciona en 'células independientes que comparten objetivos generales'.

La Policía afirma que la OTAN equipara al grupo con Al Qaeda

Anonymous se coordina a través de numerosas páginas y foros de Internet, por lo que resulta muy complejo detectar y frenar sus acciones. Los internautas deciden sus objetivos en los chats y mediante el programa LOIC, que se descarga legalmente, ponen sus ordenadores a disposición de la red para saturar de peticiones la página elegida hasta bloquearla. Hasta hoy, sus víctimas han sido el BBVA, Bankia, ENEL, e incluso los gobiernos de Libia, Egipto, Chile, Argelia, Colombia, Irán y hasta Nueva Zelanda, según destacó la Policía.

Con la puesta en escena propia de las grandes operaciones, la BIT insistió ayer en que los detenidos 'no tienen el perfil de un delincuente habitual', sino que 'son personas normales', con conocimientos de informática y telecomunicaciones. De hecho, dos de ellos ni siquiera tenían acceso a internet en sus casas, sino que 'se conectaban a través de las redes wifi de sus vecinos', explicó Vázquez.

Los activistas se enfrentan a penas de entre uno y tres años de cárcel

Los hackers fueron detenidos en Almería, Alicante y Arenys de Mar (Barcelona) y tienen entre 30 y 32 años. Están acusados de asociación ilícita y de vulnerar el artículo 264.2 del Código Penal, que castiga a quienes interrumpen el funcionamiento de sistemas informáticos. Según la Policía, se exponen a penas de entre uno y tres años de cárcel.

El comisario de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, José Luis Olivera, definió el dispositivo como el 'primer golpe policial en España contra Anonymous', con precedentes similares 'sólo en Estados Unidos y Reino Unido'. Los responsables de la BIT llegaron a afirmar ayer que la OTAN considera a este grupo de piratas informáticos 'una amenaza para la propia alianza militar', igual que 'Al Qaeda o Corea del Norte'. Sin embargo, miembros de la red y expertos en internet criticaron la detención por entender que 'no se puede acusar a tres personas de lo que han hecho miles'.

La operación comenzó en octubre de 2010 tras una denuncia del Ministerio de Cultura después de que su web sufriera un ataque en protesta por la ley Sinde, y llegó a su fase decisiva el 18 de mayo.

Los arrestados fueron denunciados por el Ministerio de Cultura

Ese día los detenidos lanzaron una ofensiva contra la página web de la Junta Electoral Central y luego contra la de los Mossos d'Esquadra y UGT. La Policía encontró la primera pista en un servidor de Gijón a través del cual los internautas habían planeado atacar las webs de los partidos mayoritarios a las cuatro de la tarde del 21 de mayo, víspera de las elecciones. El propietario del servidor es un marino mercante de 31 años que, en el momento de la detención, se encontraba en Almería. A raíz de esta intervención, los agentes localizaron a los otros dos miembros.

Más noticias en Política y Sociedad