Público
Público

Diez trabajadores ante el 14-N

Explican a 'Público' su actitud ante la huelga general convocada por los sindicatos en el marco de la Cumbre Social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Que no puedan decir que no peleamos por defender lo que es nuestro'
SÍ – Patricia Lezcano – Técnica de consumo

'Me preocupa el hecho de que con motivo de la crisis nos estén quitando derechos que, si nos dejamos arrebatar sin luchar por ellos, nos costará mucho recuperar', asegura Patricia Lezcano, que trabaja como técnica en una asociación de consumidores. Hoy hará huelga porque está harta de ver cómo mientras se rescata a los bancos con dinero público, esas mismas siguen desahuciando a familias que dejan en la calle. 'Que no puedan decir que no peleamos por defender lo que es nuestro', concluye.


Hace poco más de cuatro años Basilio Fuentes montó una tienda de deporte en su pueblo, Algemesí, en la provincia de Valencia. En los últimos tiempos ha notado un 'goteo a la baja' en las ventas y por eso, a pesar de compartir los motivos de la huelga, hoy abrirá su negocio. 'No voy a ser legal conmigo mismo, pero no puedo permitirme cerrar. El día a día lo marca la cuenta corriente', sentencia. 


Cristina Torres, maestra de Educación Primaria en un colegio público en Zaragoza, lleva meses movilizándose en defensa de la enseñanza pública. Hoy no asistirá a su puesto de trabajo en señal de protesta ante las políticas 'antisociales' del Gobierno del PP. 'Es la única arma que tengo. Lo único que me gustaría es que el dinero que dejo de ingresar hoy fuera a una ONG', señala. 


A pesar de que mira con recelo a las organizaciones sindicales, Pablo Lázaro, sí hará huelga este 14-N. 'A pesar de que creo que el PSOE y los sindicatos son tan culpables como el PP de la situación actual, creo que es nuestro deber hacer todo lo posible para que cambien sus políticas'. Este periodista considera que es hora de que los políticos 'dejen de premiar a los ladrones que se enriquecen a nuestra costa y empiecen a defender a los trabajadores'.


Sergio Vivas es abogado y trabaja en un pequeño despacho en Madrid. Aunque comparte las reivindicaciones que han llevado a los sindicatos a convocar la huelga general de este miércoles, él no faltará hoy en su puesto de trabajo. 'La haría, pero tengo señalamiento de un juicio y no ir sería dejar tirado a mi cliente', señala. Asegura que en el Juzgado le han dicho que el litigio sigue en marcha y que sólo se pospondrá si no acuden algunos de los funcionarios, por eso prefiere no arriesgarse.


Iñaki Laborda, profesor de Secundaria participa cada semana en las protestas a favor de la enseñanza pública que organizan los docentes, padres y alumnos del centro donde estudian sus hijos. Hoy también parará. 'Si con 400.000 desahucios y dos  suicidios, 5.000.000 parados y todos los recortes que ha habido y habrá en educación, sanidad, servicios sociales, infraestructuras, reformas laborales... no hay motivo para huelga, que venga Dios y lo vea', arguye.


'No voy a la huelga porque no puedo. Me han obligado a formar parte de los servicios mínimos'. Esther Díaz es personal cuidador de niños con algún tipo de discapacidad en un colegio público. Y hoy tendrá que acudir obligatoriamente a su puesto de trabajo, aunque le gustaría haber podido secundar el paro convocado por los sindicatos. El desmantelamiento de la sanidad pública o el decreto del Gobierno que abre la puerta al despido de personal laboral son algunas de las razones que ve para secundar la movilización. 'No me he currado una oposición para esto', concluye. 


'Voy a hacer huelga porque hay motivos para convocarla y no voy a dejar de hacerla por cuestiones circunstanciales'. Para Pedro Manchón, que aunque ya ejerce de bombero todavía sigue trabajando en prácticas, esta huelga tiene un 'carácter simbólico'. Puede ser la última vez que participe en una 'por la naturaleza de los servicios mínimos' de su profesión. Defiende el paro porque 'es una manera de participar activamente en política en una democracia tan poco participativa y un ejercicio de responsabilidad'.


Irene Linares es becaria en una agencia de publicidad. Y hoy sí acudirá a su puesto de trabajo. 'Aunque estoy en contra de la situación por la que estamos pasando todos y de lo canallas que son todos los políticos y los líderes de los sindicatos, no creo que el no trabajar durante un día influya en la conciencia de los que nos han llevado a esta situación'. Considera que es importante 'trabajar y esforzarse' un día más y así poder demostrar que se merece 'que las cosas sean diferentes'. 


A Sergio Gutiérrez le daba igual que los autónomos apoyen por primera vez como colectivo un paro general. Iba a hacer huelga de todos modos. Es fisioterapeuta y trabajador por cuenta propia y hace días avisó a sus pacientes de que este miércoles no les iba a atender. Está harto de que 'los desfalcos de unos pocos los estemos pagando todos'. Dice entender a la gente que 'no se puede permitir perder un día de sueldo', pero también hace un llamamiento a protestar en la calle porque 'estamos perdiendo los derechos que a nuestros padres y abuelos les costó tanto conseguir'.

Más noticias en Política y Sociedad